lunes, 19 de septiembre de 2016

¿Que comían los soldados del Ejército de Los Andes durante el cruce?

Quizás muchos se preguntaron alguna vez que comían nuestros soldados durante el Cruce. Y la respuesta es que no había mucha variedad en lo que se podía preparar. Téngase en cuenta que en la Cordillera no hay leña para poder cocinar los alimentos, la cual tuvo que ser llevada en mulas.
Además, todo lo que se pudiese llevar tenía que ser no perecedero, ya que no había medios posibles de conservación de alimentos frescos.



Ciertamente se llevaron grandes cantidades de cebollas y ajos, los cuales, mas que alimentar, servían para combatir el "soroche" o mal de las alturas (también conocido como "apunamiento").
San Martín analizó varias recetas que se consumían habitualmente, en base al charqui.
El charqui es una carne, cortada en lonjas y secada al sol, tostada, y luego molida, que puede conservarse por largo tiempo. Así, cada hombre del Ejército de los Andes fue provisto de una ración de "charquicán", para ser llevada en su mochila.
El historiador Rafael Pizarro, lo describe de la siguiente manera:

"...A cada soldado se le entregó una ración de campaña individual para ser llevada en su mochila y compuesta de una pasta de carne tostada y molida, aliñada con grasa y ají, a la cual sólo bastaba con agregar agua caliente y harina de maíz tostado, para preparar el charquicán cuyano..."

Esta reseña da cuenta de la condición del charquicán como comida de campaña en la época, dado lo imperecedero de sus ingredientes, lo fácil de su preparación y su alto aporte nutricional.
Hoy día esa comida sigue siendo muy popular en algunas regiones de Chile y Argentina, a la cual se le han ido agregando otros ingredientes, como papas, zapallo y choclo.

Fuente: Granaderos Bicentenario

1 comentario:

  1. Seguro llevaban papas, originarias de esa región de los Andes, también algunos quesos, que se conservan bien en ese clima frío.

    ResponderEliminar