sábado, 13 de febrero de 2016

199 Aniversario de la Batalla de Chacabuco (1817-12 de Febrero 2016)


Luego de haberse reunido las columnas principales del Ejército de los Andes, el General San Martín posiciona a sus tropas en la llamada Cuesta de Chacabuco. La noche del 11 de febrero ya ocupaba las posiciones que tendría al comienzo de la batalla.

Por el bando patriota, las fuerzas contaban con cerca de 4.000 hombres. Por el bando realista, alrededor de 2.000.

La batalla delineada por San Martín, consistía en un ataque de "pinzas". Por un lado, un ataque frontal, que no debía comprometerse formalmente, sino que debería tener caracter de distracción. En tanto, otra columna debía avanzar escondida por el flanco español, para caer de costado, aniquilando el lateral realista y la retaguardia del mismo.

El ataque frontal se le encomendó al Brigadier Bernardo O´Higgins y el ataque de flanco al Brigadier Estanislao Soler.

Cerca de las 11:00 hs, O´Higgins dio inicio a su avance frontal, el cual sólo debía ser un engaño. Sin embargo, el ímpetu del chileno hizo que sus fuerzas fueran arrojadas de frente al dispositivo realista. Pronto las tropas patriotas se vieron frenadas por el Ejército del Rey. La situación se había tornado comprometida para el Ejército de los Andes.

Mientras tanto Soler continuaba su avance lateral.

Dada la precariedad en la que se hallaba el ataque de O´higgins, San Martín manda a formar a sus Granaderos, y al frente de la Caballería de reserva, haciendo ondear la Bandera de los Andes, se pone al frente del ataque, evitando así que los realistas arrollaran a las tropas del General Chileno. El ataque se San Martín surge efecto, frenando en algunos sectores el ataque español.

Es en éstas circunstancias que las tropas de Soler llegan a su posición de ataque y atropellan el lateral y la retaguardia realista, transformando una batalla incierta, en un abrumador triunfo patriota.
Los realistas sufrieron cerca de quinientos muertos, más de seiscientos prisioneros e infinidad de dispersos. Los patriotas doce muertos y un centenar de heridos.

La magnanimidad del Libertador estaba presente a cada paso. Cada gota de sangre americana que se derramaba, era dolor para su corazón. Siempre lo dijo. Tanto es así, que envió un mensajero al General Osorio, en medio del combate, para que retirara a sus heridos del campo de batalla...
La batalla que para las 11:00 hs había comenzado, para las 14:00 ya estaba terminada.
Desde el mismo Campo de Batalla, San Martín redacta su primer Parte de Guerra, con destino al Director Supremo Pueyrredón en Buenos Aires:

"Excelentísimo Señor:
Una división de mil ochocientos hombres del ejército de Chile acaba de ser destrozada en los llanos de Chacabuco por el ejército de mi mando en la tarde de hoy. Seiscientos prisioneros entre ellos treinta oficiales, cuatrocientos cincuenta muertos y una bandera que tengo el honor de dirigir es el resultado de esta jornada feliz con más de mil fusiles y dos cañones. La premura del tiempo no me permite extenderme en detalles, que remitiré lo más breve que me sea posible: en el entretanto, debo decir a V. E., que no hay expresiones como ponderar la bravura de estas tropas: nuestra pérdida no alcanza a cien hombres.

Estoy sumamente reconocido a la brillante conducta, valor y conocimientos de los señores brigadieres don Miguel Soler y don Bernardo O’Higgins.

Dios guarde a V. E. muchos años.

Cuartel general de Chacabuco en el campo de batalla, y febrero 12 de 1817. Excelentísimo supremo director del Estado.

José de San Martín"

Sin "Chacabuco", no hubieran existido luego "Maypo", "Boyacá" o "Ayacucho". Con éste triunfo sanmartiniano, se iniciaba verdaderamente la Independencia Americana. Los patriotas se hacían fuertes en Chile, el cual serviría de trampolín hacia el Perú, corazón del Imperio Español.
Hoy hace 199 de aquel memorable triunfo de las Armas de la Patria. Recordemos con Orgullo y Admiración a aquellos Hombres, que luego de haber cruzado las mayores alturas de la América, regalaron a la Nación una de sus mayores Joyas, llamada "Chacabuco".




Fuente: Granaderos Bicentenario

No hay comentarios:

Publicar un comentario