lunes, 6 de junio de 2016

Los Últimos Charrúas: La Honorable Tribu Guerrera de Uruguay

Aún no se han descubierto documentos relacionados con los Charrúa de Uruguay anteriores a la llegada de los españoles. De este modo, la historia y los orígenes de la cultura Charrúa antes de la época colonial siguen siendo inciertos. Sin embargo, pruebas arqueológicas demuestran que la cultura Charrúa ya estaba presente en Uruguay hace unos 4000 años, cuando quizás fueron empujados hacia el sur por la tribu Guaraní.



Los Charrúas eran cazadores-recolectores seminómadas que habitaron todo Uruguay así como el nordeste de Argentina y el sur de Brasil. Se sabe que eran expertos en el uso del arco y la flecha, y cuando llegaron los caballos, se amoldaron perfectamente a la caza de reses salvajes.

Los historiadores afirman que la cultura Charrúa surgió del mestizaje entre grupos de caingangs y patagones. Se cree que su lengua está relacionada con la familia mataco-guaicurú. Los orígenes del nombre 'Charrúa' son muy discutidos puesto que algunos historiadores sugieren raíces indígenas mientras que otros defienden el origen gallego del término.

Los Temibles Guerreros Charrúas

Los guerreros Charrúa eran avezados guerreros y por esta razón se les considera héroes fundamentales de la moderna cultura uruguaya. Se cuenta que los Charrúas mataron a los primeros exploradores españoles que llegaron a Uruguay. Esto condujo a tres siglos de resistencia y rebelión. Pero los Charrúas no lucharon solamente contra los españoles. También se implicaron en batallas contra británicos, portugueses e incluso brasileños.

Las causas del final de la cultura Charrúa no fueron el miedo ni la debilidad. Se cree que los Charrúas bebían de los cráneos de sus enemigos muertos en determinadas ceremonias e incluso llegaban a amputarse algunos dedos ante la muerte de un ser amado.
Guerreros Charrúas disponiéndose a atacar al español  Juan Díaz de Solís. Ilustración de Ulpiano Checa
El Fin de la Cultura Charrúa Uruguaya: Matrimonios Mixtos, Genocidio,  Esclavitud y Huída

La decadencia de la cultura Charrúa comenzó con los primeros matrimonios mixtos entre charrúas y europeos. Después de que los Charrúas hubieron demostrado su fuerza contra sus oponentes, éstos comenzaron a comerciar y a entremezclarse con ellos. Esta situación provocó que quedaran expuestos a las enfermedades traídas por los extranjeros y un declive de sus genes.

Este declive, sin embargo, no fue nada en comparación con el devastador suceso acaecido el 11 de abril de 1831. Fue ese día, en Puntas del Queguay, cuando tuvo lugar la terrible “Matanza de Salsipuedes".

El primer presidente de Uruguay, Fructuoso Rivera, mantuvo en un principio una relación pacífica con los Charrúas. Sin embargo, las tensiónes aumentaron cuando los colonos europeos empezaron a adentrarse en el territorio Charrúa. La respuesta de estos fue atacar estos pequeños asentamientos de colonos.

Los documentos demuestran que el 11 de abril de 1831, Rivera se reunió con los principales jefes de las tribus Charrúas -Polidoro, Rondeau, Brown, Juan Pedro y Venado- , para supuestamente conversar sobre la protección de las fronteras del Estado. Fue entonces cuando les dio grandes cantidades de alcohol y, una vez borrachos los jefes charrúas, llamó a sus hombres para que los mataran.

Este suceso marcó el principio del genocidio Charrúa, que duró dos años y envió a la tumba a miles de Charrúas, siendo otros muchos expulsados de Uruguay y los restantes sometidos a la esclavitud.

Guerrero Charrúa, pintura de Jean-Baptiste Debret 
Tras la Matanza de Salsipuedes, cuatro indígenas Charrúas fueron capturados y enviados a Francia, para ser "expuestos" ante los parisinos en 1833. Para la mayoría de historiadores y antropólogos uruguayos, ellos fueron los cuatro últimos Charrúas y en la actualidad se hallan representados en el famoso monumento al pueblo Charrúa ubicado en Montevideo. Eran Vaimaca-Perú, el jefe; el 'curandero' o chamán, Senaqué; el joven guerrero Tacuabé y su compañera, Guyunusa, con su hija recién nacida.

Los Charrúas en el Uruguay Moderno

En el año 2002, los restos de Vaicama-Perú fueron devueltos a Uruguay, donde fueron recibidos con los honores propios de un héroe. Vaicama fue posteriormente enterrado en el panteón nacional. Sin embargo, antes de ser enterrado, se le realizó una prueba de ADN. Los resultados demostraron que Vaicama procedía de la cultura local Charrúa con un linaje de más de 1.600 años de antigüedad.

Recientemente ha resurgido el debate sobre la posible existencia en Uruguay de descendientes de pura sangre de la cultura Charrúa. Los individuos que se declaran a sí mismos como indígenas Charrúas se encuentran actualmente luchando por reclamar sus derechos. Esta cuestión se está discutiendo acaloradamente aún a día de hoy, ya que la historia transmitida a los uruguayos modernos ha afirmado siempre que todos los indígenas Charrúas habían sido exterminados durante el genocidio y que los supervientes que quedan en la actualidad son sólo mestizos.  Los antropólogos modernos uruguayos también discrepan sobre las reclamaciones de dichos descendientes. A día de hoy este debate y sus posibles consecuencias legales siguen su curso.

Monumento a Los Ultimos Charrúas, en Montevideo, Uruguay
A pesar de todo, el espíritu Charrúa sigue vivo en Uruguay no sólo en la sangre de sus descendientes, sino también en el honor del bravo guerrero Charrúa de la moderna cultura uruguaya. En la actualidad se emplea el término "charrúa" para referirse a los jugadores de fútbol uruguayo que a menudo viven sus partidos como auténticas batallas. Asimismo, la palabra "charrúa" también se utiliza de modo coloquial cuando una persona logra alcanzar sus objetivos pese a haberse enfrentado con obstáculos aparentemente insuperables.

Fuentes:
1. ancient-origins,es
2. Imágenes Wikicommons

No hay comentarios:

Publicar un comentario