domingo, 31 de enero de 2016

¿Usó San Martín su famoso sable corvo?


Inmediatamente cuando mencionamos la figura del General San Martín, ella viene atada indisoluble a la figura de su afamado Sable Corvo.

El año pasado, dicho Sable Sanmartiniano, fue llevado desde el Cuartel del Regimiento de Granaderos a Caballo hasta su actual ubicación, el Museo Histórico Nacional. Esta circunstancia hizo que su imagen fuera reconocida por el Pueblo de la Nación Argentina. Mucha tinta corrió en tal ocasión, haciendose mención sobre que el afamado Sable era el arma que había acompañado al General San Martín en TODA su Campaña Libertadora.

Pero... ¿esto fue realmente así?.
Podríamos empezar diciendo que existen grandes dudas de que el Sable Corvo haya estado en el Bautismo de Fuego del Regimiento de Granaderos, es decir el "Combate de San Lorenzo".
Y para afirmar esto, nos basamos en dos informaciones, una negativa y una positiva.

La negativa es que no existe prueba documentada de que San Martín haya tenido ceñido al cinto en San Lorenzo, al famoso Sable Corvo. No figura en ningún documento histórico, la prueba fehaciente de que el Libertador haya llevado su Corvo a ese Combate.
Y la otra prueba es un prueba positiva...

El General Gregorio Araoz de Lamadrid en sus Memorias nos cuenta que antes que el General San Martín abandonara su puesto como Jefe del Ejército del Norte en 1814, le regala a él una espada, diciéndole que era el arma que lo había acompañado en San Lorenzo.
Textualmente nos dice Lamadrid:

"...Cuando poco después se retiró el general San Martín, por enfermo, me regaló su espada, al tiempo de marcharse, diciéndome que era la que le había servido en San Lorenzo, y que me la daba para que la usase en su nombre seguro de que sabría yo sostenerla...."

En otro pasaje de su narración, Lamadrid nos dice que la perdió en un Combate nocturno, cayendo en poder del enemigo realista.

Es decir que todos los indicios históricos indican que por lo menos en San Lorenzo, su afamado Sable Corvo no acompañó al Cóndor de los Andes...

Fuente: Granaderos Bicentenario

No hay comentarios:

Publicar un comentario