lunes, 1 de junio de 2015

“Reliquias de Ibatín” - Parte I

La vida en Ibatín

La vida de la ciudad de San Miguel de Tucumán en el sitio de Ibatín forjó la identidad de la actual ciudad del norte argentino. Cuando fue abandonada Ibatín, los habitantes que emigraron a La Toma llevaron todas sus pertenencias. Lo mismo las órdenes religiosas, el clero secular y la administración política, trasladaron todos los objetos que representaban simbólica y materialmente su orden, su organización, los medios que permitieron su desenvolvimiento cotidiano.

Muchos objetos de Ibatín traídos por estos refundadores de San Miguel de Tucumán, han sido heredados por los actuales habitantes de la ciudad, núcleo poblacional político, social y cultural de la provincia de Tucumán.

Estos objetos, hoy son íconos que nos identifican histórica, cultural, política y religiosamente. Es nuestra responsabilidad conservarlos para que permitan preservar la memoria de nuestra historia, el  pasado que nos marcó, en el cual confluyeron la cultura española e indígena.
Entre los objetos destacamos los siguientes:

1. La Cruz Fundadora de la ciudad de San Miguel de Tucumán
2. El Arcón del archivo
3. La representación de San Miguel de Tucumán en Ibatín de Felipe Huamán Poma de Ayala
4. El San Miguel Arcángel de la Iglesia de San Francisco
5. El San Simón y San Judas Tadeo de la Iglesia Catedral de San Miguel de Tucumán
6. La Jarra de Ibatín
7. La Casulla de San Francisco Solano
8. La Virgen de las Mercedes, conocida como “La Generala”
9. La Virgen del Rosario, conocida como “La Milagrosa”
10. El Estandarte Real

1. La Cruz Fundadora de la ciudad de San Miguel de Tucumán
La denominada “Cruz Fundadora”, es uno de los objetos religiosos que se realizaron en Ibatín, utilizando la abundante e insuperable madera de los montes de dicha zona. La madera de la cruz es de quebracho colorado, y está pintada de negro, sus medidas son: cinco metros de alto y su brazo es de 1.8 metros,

Se dice que la cruz estuvo, presente cuando San Miguel de Tucumán se fundó nuevamente en el sitio de La Toma en 1685, por orden del gobernador Fernando de Mate de Luna.

En la actualidad “La Cruz Fundadora” se encuentra en uno de los muros de la Iglesia catedral, enmarcada por frescos que representan el acto fundacional de San Miguel de Tucumán en el lugar que ocupa en nuestros días.

La Cruz Fundadora
2. El Arcón del Archivo
El 24 de setiembre de 1685, se arrancó el árbol de justicia y se metió en una carreta al igual que la caja del archivo de los papeles, de la ciudad y su cabildo, cerrado de tres llaves. Lo mismo se hizo con el cepo, símbolo de poder coercitivo del Estado.

El “Arcón del  Archivo” es uno de los objetos que fueron traídos de Ibatín en 1685, y representa el Estado, su administración y registro documental.

El Arcón es un mueble alto de madera con dos puertas con estantes interiores, y en su base cuenta dos cajones además, además sencillo adorno en la parte superior.

El último depositario fue Agustín Sal, su hijo Pedro  G. Sal lo donó al flamante museo provincial en el año de 1916.

En 1940, el mueble pasó de la UNT, estaba depositado en la escuela de dibujo y artes plásticas, a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán en la actualidad se encuentra en el Salón de actos de dicha dependencia.

El Arcón de Ibatín

3. La representación de San Miguel de Tucumán en Ibatín de Felipe Huamán Poma de Ayala
La representación fantasiosa de San Miguel de Tucumán en Ibatín, contenida en el manuscrito de Felipe Huamán Poma de Ayala documento descubierto en 1908 en la universidad de Copenague, en la misma se refleja una gran muralla que rodea la ciudad, en su interior casas bajas con techos aterrasados, o de dos aguas, preludio de un conjunto mayor más importante, en el cual el centro es la plaza mayor, en la misma hay personas y animales y un guardia. En el interior de la plaza hay una recoba  con cuatro arcos en herradura,  torre de tres pisos y cúpula;  soldado con casco y lanza, cuatro edificios en  la parte lateral, uno con galería de cinco arcos con un torreón y una iglesia con pórtico y torre de dos pisos y cupulín cónico rematado por una cruz sobre esfera.

La obra está fechada en 1587 y representa con dibujos e inscripciones los personajes y costumbres de los incas y demás poblaciones de imperio homónimo, Tucumán era una parte del cual se trata de una pintura incaica precolombina de carácter artístico

Representación de Felipe Huamán Poma de Ayala


No hay comentarios:

Publicar un comentario