lunes, 31 de julio de 2017

Experto sugiere que Gonzalo Guerrero, “padre del mestizaje mexicano”, podría haber sido judío

Gonzalo Guerrero, el “Padre del Mestizaje Mexicano” es un personaje muy importante en la historia de la Conquista de México. A causa de su deserción de las filas españolas, fue conocido como “El Renegado”, ya que decidió cambiar de lado y luchó junto al pueblo maya.



El investigador mexicano Luis Barjau sugiere una posibildad que volvería aún más interesante la vida de este enigmático personaje: ¿acaso era judío?

Según el investigador, la razón por la cual Gonzalo Guerrero abandonó la religión católica, abrazando la cultura y costumbres  mayas, y en especial la rapidez y la facilidad con que lo hace es, quizá, porque originalmente no era de religión católica, sino judío.

Una de las pistas que apuntan a esta idea es su apellido, ya que era conocido, además de Gonzalo Marinero, como Gonzalo de Aroca (o bien Gonzalo de Aroza).

De ser cierta esta hipótesis, los tres hijos que tuvo con la hija de Na Chan Can, cacique de Chetumal, considerados los primeros mestizos mexicanos, habrían sido de ascendencia hebrea.

Se sabe que nació en Palos, España, y que fue contemporáneo de Vicente Yáñez Pinzón, capitán de la Carabela La Niña. Fue el primer español en asentarse y adoptar las costumbres de los indígenas; luchó junto a los mayas hasta su muerte, en 1536.

El “Marinero” llegó a América en una expedición con destino a la población conocida como “La Española”, en Cuba; pero días después de zarpar de Darién, Panamá, la embarcación naufragó cerca de la Península de Yucatán: 18 de los 20 sobrevivientes del naufragio fueron sacrificados por los indios Cocomes del lugar.

Únicamente Gonzalo Guerrero y el fraile Jerónimo de Aguilar lograron escapar a este destino. Tras andar a salto de mata, al poco tiempo fueron tomados prisioneros por H’Kin Cutz, cacique de Xamancaan.

Pero mientras Jerónimo de Aguilar se mantuvo fiel a su cultura y religión, Guerrero se adaptó rápidamente hasta integrarse a la cultura maya; participó en enfrentamientos con las tribus enemigas y se destacó por su astucia y dotes militares. Aprovechando el entrenamiento y la experiencia europeas, disciplinó a los indígenas, los adiestró en el manejo de las armas y la construcción de fuertes, trincheras y baluartes.

Cuando Hernán Cortés llegó a las costas de Cozumel en 1519, el fraile Jerónimo Aguilar fue liberado y sirvió a Cortés como intérprete, pero Gonzalo Guerrero se negó a ser liberado y combatió al lado de los mayas contra las tropas españolas.

Entre otras proezas, dirigió con éxito las campañas en contra de Francisco de Montejo, padre e hijo, en 1527 y 1535, respectivamente, con lo que frustró los planes de conquista y pacificación de Yucatán.

Al enfrentarse a la disyuntiva de volver al lado de los españoles, esto fue lo que respondió:

Hermano Aguilar, yo soy casado y tengo tres hijos. Tiénenme por cacique y capitán, cuando hay guerras, la cara tengo labrada, y horadadas las orejas; ¿qéé dirán de mí esos españoles, si me ven ir de este modo? Idos vos con Dios, que ya veis que estos mis “hijicos”, mirad cuán bonitos son, y dadme por vida vuestra de esas cuentas verdes que traéis, para darles, y diré, que mis hermanos me las envían de mi tierra”.

**

Notas Relacionadas:


Fuente: enlacejudio.com

domingo, 30 de julio de 2017

El ADN antiguo explica por qué el euskera sobrevivió en la península ibérica

Los invasores que propagaron la semilla de la mayoría de lenguas europeas tuvieron menos éxito al colonizar la península



Todos los idiomas que se hablan hoy en día en Europa tienen el mismo origen: las lenguas indoeuropeas. Salvo por unas pocas excepciones. Una de ellas es el euskera, que ya se hablaba antes de que los idiomas indoeuropeos llegaran al continente. Su supervivencia hasta la actualidad ha intrigado desde hace tiempo a arqueólogos y lingüistas; ahora, un estudio internacional ha analizado restos fósiles de Portugal correspondientes al Neolítico y la Edad del Bronce, y ha encontrado una explicación.

Según publica hoy la revista PLOS Genetics , los nómadas de la estepa euroasiática que propagaron las lenguas indoeuropeas por Europa apenas llegaron a la península ibérica. Los investigadores han analizado el ADN de catorce muestras fósiles del Neolítico y de la Edad de Bronce, y las han comparado con otros datos genómicos recopilados hasta el momento. A diferencia de lo que ocurre en el resto de Europa, los científicos han hallado muy pocas huellas del pueblo nómada en el genoma de los habitantes de la península ibérica de la Edad de Bronce, lo cual da nuevas pistas sobre la evolución de los pueblos que en el pasado habitaron lo que hoy son España y Portugal.

La historia de Europa es una historia de migraciones. Los primeros humanos modernos que la colonizaron, procedentes de África, fueron cazadores-recolectores nómadas, en el Paleolítico. Hace 12.000 años, los agricultores de la península de Anatolia –donde hoy en día se sitúa la mayor parte de Turquía– se esparcieron por Europa, llevando consigo la revolución neolítica. Los cazadores-recolectores y los granjeros procedentes de Anatolia no permanecieron aislados, sino que se reprodujeron entre sí, y con el tiempo fueron intercambiando genes.

Invasores del este

Sin embargo, 7.000 años más tarde, “el panorama genético de Europa cambió dramáticamente”, explica a Big Vang Rui Martiniano, , primer autor del estudio de PLOS Genetics. Un pueblo más avanzado tecnológicamente invadió el continente desde el este. Eran los nómadas de la estepa euroasiática, que habían aprendido a domar caballos y a forjar armas de bronce.

“Europa era rica en recursos: tenía grandes campos para la agricultura, cobre y estaño”, declara en entrevista telefónica Martiniano, investigador de la Universidad de Coimbra (Portugal) y del Trinity College de Dublín (Irlanda). “Los invasores de la estepa tenían ventaja; allá donde fueran, siempre eran superiores, tanto en movilidad como en armamento”. Los nómadas se impusieron, tanto cultural como genéticamente, y desencadenaron la Edad de Bronce. Sus idiomas y sus genes se convirtieron en los predominantes en todo el continente.

Excepto en la península ibérica. “Hemos descubierto que, en contraste con lo que ocurrió en Europa, la transición genética del Neolítico a la Edad de Bronce es muy, muy sutil en la península”, afirma Martiniano. Por alguna razón, los jinetes nómadas, “que lograron llegar incluso a las islas británicas y reemplazaron a su población drásticamente”, no pudieron hacerse con la península ibérica.

Eso explicaría por qué algunas lenguas previas a las indoeuropeas, como el euskera, persistieron más tiempo, simplemente porque estuvieron más refugiadas de las migraciones durante la Edad de Bronce”, razona Martiniano. Aunque todavía es pronto para dar una explicación inequívoca a este fenómeno, el investigador portugués señala posibles causas geográficas, como los Pirineos o la localización de la península, muy alejada de la estepa euroasiática. 

Sin embargo, a pesar de llegar en números menores que a Europa, los habitantes de la estepa sí dejaron algunas huellas. La más evidente, de hecho, es genética. “Los habitantes del Neolítico y de la Edad del Bronce en la península genéticamente fueron casi iguales, con una sola diferencia: el cromosoma Y”, destaca Martiniano. Hace 5.000 años, el cromosoma Y –el que determina el sexo masculino– de los hombres agricultores fue reemplazado por el de los jinetes de la estepa.

De ahí, los investigadores han deducido que la migración masiva de la Edad del Bronce fue predominantemente de hombres, algo que cuadra con los resultados en todo el continente. Su marca genética se fue diluyendo a lo largo de las generaciones en la península ibérica, donde eran minoría, pero su cromosoma Y, que se transmite íntegramente de padre a hijo, pervivió.

Los jinetes del este, además, influyeron en ciertos aspectos de la cultura peninsular, como los ritos funerarios. “En el Neolítico se construían grandes monumentos funerarios, donde se enterraban a decenas de personas del mismo pueblo. Al llegar la Edad del Bronce, los entierros empezaron a ser individuales, asociados a objetos de significado ritual, como por ejemplo espadas”, relata Rui Martiniano.

Diferencias de altura

Otro de los hallazgos de los científicos podría contribuir a explicar la diferencia de altura entre los europeos del norte y del sur. Los agricultores que colonizaron Europa en el Neolítico eran genéticamente más bajos que los cazadores-agricultores autóctonos, y por lo tanto hicieron disminuir la altura media de los habitantes del continente. A medida que fueron mezclándose entre sí, no obstante, la altura aumentó ligeramente de nuevo.

Luego, cuando llegaron los nómadas de la estepa, que eran más altos, el tamaño se incrementó aún más, aunque no en el caso de la península ibérica. “Las poblaciones del sur tenemos mucha más ascendencia neolítica; esa puede ser una razón por la que seamos más bajos”, concluye Rui Martiniano.

Fuente: Lavanguardia.com

La "Grieta" en mayo de 1810

por Luis Horacio Yanicelli

Está de moda hablar de la “grieta” para señalar las diferencias “irreconciliables” entre posiciones políticas en la sociedad. En realidad lo que se describe - y a la vez justifica y promueve- son posiciones propias de culturas políticas autoritarias e intolerantes. Es natural que la gente piense distinto e incluso que las opiniones se polaricen y ello, lejos de ser motivo de enfrentamiento de negativas irreductibles frente al pensamiento diferente, en una cultura democrática es saludable y debe ser ejercida en un debate constructivo y enriquecedor. Todo pasa por no degradar moralmente al que piensa distinto y por el contrario, escuchar para refutar respetuosamente.



Siempre, en todos los tiempos, existieron intereses contrapuestos, esto es inevitable. Frente a ello hay dos caminos, saldarlos pacífica y respetuosamente o terminar resolviéndolos en los “Campos de Marte”. La primera alternativa es propia del pensamiento democrático en tanto la segunda, es el camino al que lleva la prepotencia, la intolerancia y el autoritarismo.

La Revolución de Mayo de 1810, fue iniciada por una minoría intelectual y económica que en forma decidida y en una clara oportunidad accionó para imponer sus ideales independentistas y liberales.

Como en todos el proceso independentista que vivió nuestro país es posible distinguir dos sectores, los colonialistas (llamados realistas) y los independentistas (llamados los patriotas). A su vez dentro de los primeros, estaban los absolutistas que pretendían la restauración de  Fernando VII como monarca con poder concentrado y los “liberales” que también pretendían la restauración del monarca mencionado pero con un poder limitado por un parlamento, es decir bajo el sistema de lo que entonces se denominaba “monarquía temperada”. Los independentistas americanos, si bien tenían en común la idea de modificar la relación que vinculaba a las colonias con España se expresaban en un arco que variaba de posiciones minimalistas a maximalistas frente a tal cuestión, que José Ingenieros en su artículo “Dos Filosofías Políticas” define como “progresistas” y “conservadores”.

Vicente Fidel Lopez, nos enseña que los que impulsaron los acontecimientos de la Semana de Mayo, no fueron las cabezas de las clases enriquecidas por el privilegio monopólico con España, sino que la crisis fue aprovechada por una clase constituida por jóvenes ilustrados con vocación revolucionaria, que en tiempos inmediatamente pretéritos al acontecimiento crítico indicado, ya venían analizando los caminos a seguir frente a la claudicación de la monarquía de la casa de los Borbon en favor de los franceses de Napoleón, considerada como la legítima de España.

Dice Ingenieros en el trabajo citado: “A la filosofía política de la monarquía feudal, fundada en el absolutismo por derecho divino y en la desigualdad de las clases, se opuso la filosofía política de la democracia, radicada en la soberanía popular toda autoridad legítima y prescindiendo de cualquier otro fundamento político o religioso.” 

Mariano Moreno, Belgrano y Castelli entre otros, constituyeron el núcleo de los revolucionarios más progresistas, que desde un principio concibieron a la revolución como un camino hacia a la independencia. Estos también fueron denominados “jacobinos” en referencia al grupo de la Revolución Francesa liderado por Robespierre, Danton, Saint Just, Marat entre los más destacados que desplegaron acciones fundamentalistas a extremo en dicha histórica revolución. Los tres mencionados volcaron su pensamiento en la Gaceta de Buenos Aires periódico mediante el cual difundieron su doctrina basada en las nuevas ideas. 

Los más conservadores se ubicaron al lado de Cornelio Saavedra y el Deán Gregorio Funes entre otros. 

sábado, 29 de julio de 2017

Retrato físico y moral del general San Martín, por Jerónimo Espejo (subordinado del Libertador en las campañas de Chile y Perú)




"El general San Martín era de una estatura más que regular; su color, moreno, tostado por las intemperies; nariz aguileña, grande y curva; ojos negros grandes y pestañas largas; su mirada era vivísima; ni un solo momento estaban quietos aquellos ojos; era una vibración continua la de aquella vista de águila: recorría cuanto le rodeaba con la velocidad del rayo, y hacía un rápido examen de las personas, sin que se le escaparan aún los pormenores más menudos. Este conjunto era armonizado por cierto aire risueño, que le captaba muchas simpatías. El grueso de su cuerpo era proporcional a su estatura, y además muy derecho, garboso, de pecho saliente; tenía cierta estructura que revelaba al hombre robusto, al soldado de campaña. Su cabeza no era grande, más bien era pequeña, pero bien formada; sus orejas medianas, redondas y asentadas a la cabeza; esta figura se descubría por entero por el poco pelo que usaba, negro, lacio, corto y peinado a la izquierda, como lo llevaban todos los patriotas de los primeros tiempos de la revolución.

Su trato era fácil, franco y sin afectación. Jamás se le escapaba una palabra descomedida o que pudiese humillar


Su boca era pequeña: sus labios algo acarminados, con una dentadura blanca y pareja; (…) Lo más pronunciado de su rostro eran unas cejas arqueadas, renegridas y bien pobladas. (…)


Su voz era entonada, de un timbre claro y varonil, pero suave y penetrante, y su pronunciación precisa y cadenciosa. Hablaba muy bien el español y también el francés (dice Pueyrredón) aunque con un si es no es de balbuciente. Cuando hablaba, era siempre con atractiva afabilidad, aun en los casos en que tuviera que revestirse de autoridad. Su trato era fácil, franco y sin afectación, pero siempre dejándose percibir ese espíritu de superioridad que ha guiado todas las acciones de su vida. Tanto en sus conversaciones familiares cuanto en los casos de corrección, cargo o reconversión a cualquier subalterno suyo, jamás se le escapaba una palabra descomedida o que pudiese humillar el amor propio individual; elegía siempre el estilo persuasivo aunque con frases enérgicas, de lo que resultaba que el oficial salía de su presencia convencido y satisfecho y con un grado más de afección hacia su persona.

Hurgan en la historia del castillo de Molina pero sólo una semana, por falta de dinero

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Reading y la Universidad de Granada investiga el interior del recinto amurallado del Castillo de Molina, dentro de un proyecto internacional que pretende explicar las transformaciones ecológicas y paleoambientales que tuvieron lugar en distintos puntos de Europa, entre los siglos XI y XIV, con motivo de las conquistas feudales y cristiana



Es el tercer año consecutivo que el equipo internacional, formado por nueve arqueólogos y estudiantes de la Universidad de Reading (Reino Unido) y la Universidad de Granada,  regresan al interior de esta fortaleza, a pesar de que no corren buenos tiempos para la arqueología en nuestro país y de los recortes que las campañas arqueológicas han sufrido en Castilla-La Mancha.

Los resultados de las prospecciones geofísicas con magenotómetro realizadas el año pasado en este recinto amurallado obtuvieron unos resultados muy interesantes, mostrando estructuras enterradas, e incluso superpuestas, correspondientes a distintas fases de ocupación, que podrían arrojar información muy interesante sobre la historia de este emplazamiento, que ha ocupado una posición estratégica de frontera a lo largo de los principales episodios de la historia de la Península Ibérica.

Sin embargo, en esta ocasión, los trabajos arqueológicos sólo han durado una  semana por falta de financiación. Y es que, tal y como explica el director de la excavación, Guillermo García-Contreras Ruiz (Universidad de Granda), a pesar de tratarse de un proyecto internacional, sólo han recibido financiación por parte de la Society of Antiquaries of London para realizar la excavación, y la fundación IMAGINE, que ha becado a cuatro estudiantes de la Universidad de Reading (Inglaterra) para que pudieran viajar a Molina a participar en la campaña, además del apoyo y colaboración permanente tanto del Ayuntamiento de Molina de Aragón como  del Geoparque de la Comarca de Molina-Alto Tajo,

El alcalde de Molina, Jesús Herranz, y el gerente del Geoparque, Juan Manuel Monasterio se trasladaron al yacimiento para conocer de primera mano los resultados de los trabajos. Durante esta semana, han intervenido sobre dos áreas distintas con el objetivo de verificar los resultados del georadar. Las excavaciones han levantado los rellenos superficiales hasta llegar hasta lo que parece ser una ocupación doméstica de época bajomedieval, quizás del siglo XIV . “También tenemos una pequeña zona de incendio, no sabemos si es un hogar; mucha ceniza, muchísimos huesos de animales depositados en lo que parece ser un hoyo excavado en el terreno, que podría ser una especie de basurero, y uno de los muros de la vivienda”, comenta el director de las excavaciones.

Sobre el terreno, el alcalde de Molina manifestó la importancia de estas investigaciones para la ciudad de Molina, en la medida en la que podrían rescatar una parte importante de la historia del municipio y dotar de contenido un extenso espacio intramuros del castillo que hoy se presenta vacío para el visitante. Por ello, manifestó que “el Ayuntamiento de Molina va a potenciar estas excavaciones, bien directamente con unas partidas que se incluirán dentro de su presupuesto municipal, o buscando también financiación a través de un convenio con otras universidades españolas”. En este sentido, el primer edil recordó que el Ayuntamiento presentó un proyecto a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para financiar estos trabajos que fue denegado y expresó que iniciativas tan importantes como ésta no deberían permanecer a la espera de una decisión del Gobierno regional: “Entiendo que tienen limitaciones presupuestarias, como todo el mundo, pero no podemos esperar a ver si nos toca, porque es importante”, afirmó.

Hoy por hoy, la falta de recursos está condicionando el avance de los trabajos y las campañas tienen que adaptarse a la disponibilidad presupuestaria de cada año. Durante estos tres últimos años, según García-Contreras, los trabajos se están centrando en realizar “pequeños sondeos” en las distintas zonas del castillo, e incluso fuera, en las terrazas de cultivo de la ladera o en las huertas irrigadas del fondo del valle, con el objetivo de conocer la estratigrafía del terreno y el tipo de restos que se pueden encontrar. Con ello, afirma el arqueólogo, se pretende dejar el camino preparado para el momento en que la financiación permita abordar investigaciones más amplias y “se genere algo de manera estable en el castillo, en forma de parque arqueológico o al menos de excavación continuada en el tiempo que permita ir recuperando todo ese pasado de la fortificación”.

Los objetivos del proyecto
Este proyecto internacional pretende estudiar las diversas transformaciones paleoambientales y ecológicas que se produjeron con la conquista cristiana entre los siglos XI y XIV en varios lugares de Europa: “Tenemos varios casos de estudio en el sur de Francia, Portugal, España, Granada y, aquí en Guadalajara, el caso concreto es Molina de Aragón. La idea es trabajar tanto dentro del yacimiento, de lo que fue la ciudad fortificada, como fuera, en los lagos, en los bosques, etc., para tomar muestras paleoambientales”, aclara.

El castillo de Molina de Aragón, según explica García-Contreras, presenta unas condiciones idóneas que no tienen otros lugares de la provincia, ni del centro de la Península Ibérica: “Primero, porque ha habido excavaciones con anterioridad, con lo cual ya conocíamos las fases de ocupación y segundo, porque existe mucha documentación escrita de época relativamente temprana, tanto en el momento de la Conquista en el siglo XII, como luego en entre los siglos XIII y XIV o en los momentos en los que perteneció a la Corona de Aragón con lo que podíamos montar un proyecto de investigación en el que nos centrásemos en los aspectos paleoambientales y paleoecológicos sin tener que partir desde cero en lo que a los estudios históricos se refiere”.

Además, según el arqueólogo, este complejo ofrece un “potencial enorme” que sobrepasa el proyecto en sí, tanto por las dimensiones del yacimiento, como por su relevancia histórica.

Fuente: lacronica.net

viernes, 28 de julio de 2017

Encuentran a los descendientes de un pueblo que según la Biblia había sido exterminado

Un estudio genético llevado a cabo por investigadores del Wellcome Trust Sanger Institute (Reino Unido) ha demostrado que los descendientes del pueblo bíblico de Canaán ―que según el sagrado libro fueron exterminados o subyugados por los israelitas― viven en el Líbano. La investigación fue publicada en la revista 'American Journal of Human Genetics'.



De acuerdo con la cadena National Geographic, más del 90 % de la ascendencia genética de los libaneses modernos se deriva de los antiguos cananeos. Para llegar a estas conclusiones, el equipo logró secuenciar el genoma de los restos de 5 cananeos enterrados en la antigua ciudad de Sidón, ubicada en el territorio del Líbano actual, hace unos 3.700 años. Los resultados fueron comparados con el ADN de 99 ciudadanos libaneses de la actualidad.

Asimismo, el análisis genético mostró que ese misterioso pueblo, sobre cuyo destino se sabía muy poco, es una mezcla de poblaciones indígenas que se asentaron en el Levante ―región que abarca gran parte de la Siria actual, el Líbano, Jordania, Israel y Palestina― durante el período neolítico, y de migrantes que llegaron desde el este entre hace 3.550 y 6.600 años.

"Los actuales libaneses son probablemente descendientes directos de los cananeos, pero tienen además una pequeña proporción de ascendencia euroasiática", explicó el doctor Marc Haber, citado por 'The Daily Mail'.

Este estudio es muy importante, dado que obtener el antiguo ADN de los restos hallados en la región es complicado debido a las condiciones climáticas, aseguran sus autores.

--

jueves, 27 de julio de 2017

San Martín: ¿liberador o traidor?

“Quien para mí fue un héroe, un libertador de la dominación española en América, para él era un traidor a la corona”.



En 1967, cuando estudiaba derecho y ciencia política en la Universidad de Deusto, situada a orillas del río Nervión, que baña la capital vizcaína, Bilbao, tuve dos polémicas.

Solo con 19 años, en el comedor del colegio mayor donde estaba internado y cuando todavía gobernaba España el siniestro Franco, me enfrenté en un debate con un grupo de estudiantes de años superiores –y en consecuencia mayores que yo–. Algunos de los comensales me dijeron en voz alta y gritona: “Nosotros les llevamos la civilización porque vosotros erais unos indios con taparrabos”.

Quizás ahora les hubiera dado otra respuesta, porque no hay nada de malo en ser un indio con taparrabos, siempre y cuando uno viva en clima tropical con una mínima de 20 grados sobre cero. Pero mi reacción fue distinta y les dije: “¿Cuáles taparrabos? En mi país hubo toda una civilización, lo mismo que en México, que fue destruida por unos salvajes, piojosos y sucios invasores que nos trajeron enfermedades”. Y enfaticé: “Ustedes destruyeron civilizaciones y culturas y eso es más salvaje que un indio con taparrabos”.

Como por arte de magia el comedor se dividió, porque los españoles ‘progre’ dijeron “el peruano tiene razón, nosotros los exterminamos y dominamos”. Al final, como si fuera un acuerdo de paz, me pidieron que diera una conferencia sobre el Imperio de los Incas que concluyó con la polémica. No con la histórica, que continúa hasta ahora, sino con la del comedor.

Pasaron unos meses y por alguna razón que ya no recuerdo mencioné la gesta de San Martín. Un amigo maño (vale decir aragonés), me dijo: “¿A ese traidor?”. Esta expresión me indignó aun más que la anterior pues era una ofensa contra quien para mí es el Libertador.

Le respondí a Pedro Pérez (así se llama el maño, que ahora debe ser abuelo como yo): “Nosotros fuimos dominados por ustedes. Ustedes esclavizaron a toda una civilización y él nos liberó”. Él respondió rápidamente: “Sí, pero el luchó en Bailén contra Napoleón. Fue soldado al servicio de la corona y luego se puso en contra del rey”.
¿Quién tenía razón el español o el peruano? ¿Él o yo?

Quien para mí fue un héroe, un libertador de la dominación española en América, para él era un traidor a la corona. En realidad, cuando Napoleón invadió España y Fernando VII huyó a Francia a cobijarse con sus parientes borbones, ese país quedó abandonado a su suerte.

Para librarse del dominador francés se proclamaron cortes por todos los lugares posibles, incluso en los virreinatos. Es decir, el poder soberano absoluto, que era del rey, para usar una expresión de Hobbes en el “Leviatán”, regresó a su fuente, el pueblo.

San Martín luchó no para dominar, como lo hizo Pizarro, sino primero para liberar a España de la dominación francesa. Y siguió luchando ya desde el Virreinato del Río de la Plata contra el absolutismo de Fernando VII, quien disolvió las cortes e impuso un régimen de terror para restaurar su poder total.

Haciendo un esfuerzo contrafáctico, como a veces lo hacía el gran historiador inglés Arnold Toynbee, ¿qué hubiera pasado si Fernando VII, en lugar de restaurar el absolutismo, asumía las ideas liberales en boga y España se convertía en una monarquía constitucional de democracia parlamentaria como es ahora y como ya por esa época lo era Inglaterra? De repente sus virreinatos serían provincias o estados autónomos de una unidad política estatal constituida por una Constitución universal como la de Cádiz, apta tanto para los del centro como para los de la periferia (o sea, nosotros).

De repente hubiera sido una unión de repúblicas hispanohablantes, democráticas y libres, de la que formaría parte España. Pero no fue así. Entonces se iniciaron los movimientos independentistas para liberarnos del yugo de los borbones.

Por eso, para liberarnos de esta dominación, surgieron personalidades como don José de San Martín, dos veces liberador: contra la dominación francesa y la dominación de los borbones. Pedro Pérez no tenía razón.

Fuente: elcomercio.pe por Francisco Miró Quesada Rada

Como el genoma de 14 esqueletos portugueses antiguos cuenta la historia de las invasiones en la Edad del Bronce

A través de la secuenciación de los primeros genomas completos de muestras prehistóricas portuguesas, un equipo repleto de científicos portugueses hizo la reconstitución histórica de las mezclas poblacionales en la Península Ibérica hace cerca de 4000 años, en la transición hacia la Edad del Bronce.



Hace unos 7500 años, los primeros agricultores estaban llegando a la Península Ibérica, venidos de Anatolia, y éstos, a su vez, habían venido de la Creciente Fértil, donde la agricultura fue inventada hace unos diez mil años. Estos primeros agricultores ibéricos se fueron mezclando con los cazadores recolectores que ya vivían. Después, hace unos 4500 años, llegaban a Europa del Norte y del centro jinetes nómadas procedentes de las estepas de Europa del Este y de Asia, donde se dedicaban a la pastoral. La cuestión era: ¿los caballeros-pastores de las estepas euroasiáticas también vinieron a la Península Ibérica y se reprodujeron con las poblaciones que allí se encontraban -por ejemplo, con los primeros agricultores, que se piensa que vienen por mar, viajando juntos A la costa?

Se han viajado en barco a caballo, han sido cazadores-recolectores, agricultores o pastores, la historia poblacional de la Península Ibérica y sus migraciones puede ser desvelada con la ayuda de la genética. Esto es lo que sucedió ahora con el trabajo del genetista portugués Rui Martiniano desarrollado durante su doctorado en el Trinity College de Dublín (Irlanda) y que actualmente trabaja en el Instituto Sanger, en Cambridge (Reino Unido). El resultado es la reconstitución de la historia genética de la Península Ibérica en la transición a la Edad del Bronce en un artículo científico publicado este jueves en la revista PLOS Genetics en la que Rui Martiniano, de 31 años, es el primer autor e incluye arqueólogos y antropólogos Varias universidades portuguesas (de Coimbra, Lisboa y Algarve), así como de dos empresas, la Palimpsesto - Estudio y Preservación del Patrimonio Cultural y la ERA Arqueología.

Este viaje al pasado poblacional del territorio donde se encuentra ahora Portugal fue posible porque, ante todo, se secuenció el genoma de 14 esqueletos antiguos. Estos esqueletos, de ocho sitios arqueológicos (de la región de Lisboa y Valle del Tajo, del Alentejo y del Algarve), datan desde el Neolítico Medio (4200-3500 a. C.) hasta la Edad del Bronce Media (1740-1430 a. C.). Dicho de otra forma, tienen desde 6200 hasta 3430 años. Para hacer comparaciones, el equipo utilizó aún datos publicados sobre genomas antiguos de humanos de Eurasia (incluyendo muestras de España), con edades que iban desde los 27 mil hasta los 2000 años. Y, además, datos públicos del genoma de casi dos mil personas actuales de todo el mundo.

El ADN de los 14 esqueletos fue descodificado en el Trinity College de Dublín: "De las 14 muestras secuenciadas, fue posible obtener genomas completos de siete muestras. Esto significa que siete muestras tuvieron alrededor del 100% de su genoma secuenciado al menos una vez ", cuenta al PÚBLICO Rui Martiniano. "Presentamos por primera vez genomas completos de muestras prehistóricas 'portuguesas'", subraya el investigador, diciendo que los restos más antiguos secuenciados tienen alrededor de seis mil años. "Esta investigación, además de revelar los primeros genomas completos de la prehistoria portuguesa, refleja el potencial de enfoques interdisciplinarios en la reconstrucción de la historia genética de las migraciones humanas, al involucrar a investigadores de varias áreas: genetistas, antropólogos y arqueólogos", dice la bioantropóloga Ana María Silva, de la Universidad de Coimbra y también del equipo, citada en un comunicado sobre el trabajo.

Migraciones a caballo
Viajamos ahora hasta el final del Neolítico y el inicio de la Edad del Bronce, que en la Península Ibérica fue hace cerca de 4000 años. En aquel momento, Europa del Norte y del centro ya estaba recibiendo una migración masiva de personas de las regiones de las estepas de Europa del Este y de Asia. Por esa época, ya estaba siendo domesticado el caballo en Asia Oriental y en los territorios que hoy forman parte del sur de Rusia (se piensa que el antepasado salvaje del caballo doméstico fue el tarpán, ya extinto).

"Cuando los caballos fueron domesticados al final del período Neolítico, probablemente eran criados como animales que suministraban alimento, una vez que fueron encontrados en lugares arqueológicos huesos partidos, junto con vestigios de otros restos de comida. Pero no debe haber demorado mucho hasta que los primeros agricultores [y pastores] descubrieran que los caballos podían ser montados, cargados con bienes para transportar y entrenados para tirar de carros ", escribió la zooarqueóloga Juliet Clutton-Brock, especialista en domesticación, en su libro Historia De la Domesticación de los Animales - De los Primordios a la Actualidad, de 1999.

Es probable que los bovinos hayan sido utilizados antes de los caballos para arar y también para la tracción, pero tan pronto como el caballo se estableció como medio de transporte se cambió el modo de vida de los seres humanos. Esto sucedió, según parece, sorprendentemente tarde, durante el segundo milenio antes de Cristo [hace unos cuatro mil años] y sólo un milenio antes [hace cerca de cinco mil años] en el Sur de Rusia y en Asia Oriental ", contextualiza el libro . "El mundo estaba abierto a los caballeros que podían viajar por todas partes y, con la ayuda de los progresos posteriores en las técnicas de guerra, podían conquistar nuevas tierras para donde se desplazasen.

Por eso, cuando preguntamos a Rui Martiniano si las personas de las estepas vinieron a Europa de caballo, él responde: "Sí, tener el caballo domesticado fue lo que les permitió viajar distancias tan grandes."
De la genética a las lenguas

Lo que cuenta el genoma de los 14 esqueletos antiguos "portugueses", así como su comparación con las otras muestras prehistóricas euroasiáticas y modernas de todo el mundo, es precisamente que aquellos invasores provenientes de las estepas se quedaron más por el Norte Y por el centro de Europa, en lugar de ir a la Península Ibérica.

Los estudios genéticos de otros equipos ya habían revelado en 2015 la existencia de estas grandes migraciones de las estepas hacia el Norte y el centro de Europa. Estas personas que migraron contribuyeron bastante el genoma de las poblaciones que vivían allí. Ahora, el nuevo estudio muestra que, en la Península Ibérica, esas migraciones de las estepas fueron mucho más reducidas. "En contraste con otras regiones europeas", dice Rui Martiniano, según el comunicado, "sólo hemos detectado un cambio genético muy sutil durante la transición del Neolítico a la Edad del Bronce, como resultado de migraciones o del contacto con otros pueblos fuera de la Península Ibérica ".

Por lo tanto, en esta historia de migraciones e invasiones llegaron nuevas personas y sus genes a algunas regiones - lo que significa que hubo sexo para que hubieran ocurrido cambios genéticos visibles ahora en las muestras de ADN analizadas, al menos en algunas. Pero las migraciones poblacionales también pueden contener una historia de transmisión cultural, de tecnologías y conocimiento. En este caso ahora, el equipo sostiene que la presencia de los invasores de las estepas más en el Norte y centro de Europa y menos en la Península Ibérica ha tenido implicaciones en la transmisión de las lenguas.

"Se cree que estas migraciones de la Edad del Bronce esparcieron las lenguas indoeuropeas por toda Europa", dice Rui Martiniano, de que son ejemplos el inglés, alemán, español, portugués o el mirandés. "Teniendo en cuenta que esas migraciones se redujeron en la Península Ibérica, este débil flujo poblacional podría explicar la permanencia de lenguas no indoeuropeas en esta región, como el euskera en el País Vasco, que todavía se habla actualmente", añade el genetista. "Las lenguas indoeuropeas no se extendieron en la Península Ibérica con tanta intensidad en ese momento.

Como sabemos, las lenguas indoeuropeas acabaron por diseminarse por el mundo, pero el euskera sobrevivió hasta hoy en la frontera entre España y Francia como una lengua pre-indoeuropea. "Se ha sugerido que las lenguas indoeuropeas se extendieron a través de migraciones por Europa desde la región central de las estepas, un modelo que encaja en estos resultados", señala otro comunicado sobre este trabajo.

De todo este manantial genético, el equipo también extrajo informaciones sobre la evolución de la estatura de las poblaciones humanas. Para ello, regresemos a los primeros agricultores del Neolítico. Este año, un equipo liderado por científicos del Instituto de Investigación e Innovación en Salud (i3S), de la Universidad de Oporto, y de la Universidad de Huddersfield, en el Reino Unido, avanzó con un artículo sobre la ruta marítima Agricultores del Neolítico hasta la Península Ibérica. En varias bases de datos genéticos, este equipo, de que Luísa Pereira (del i3S) fue una de las coordinadoras, buscó marcas en nuestros genes (que siguen presentes) de la llegada a la Península Ibérica de poblaciones venidas de Oriente Medio

Y concluyó que un pequeño grupo vino de Oriente Medio y llegó primero a la Península Itálica, donde se mezcló con las poblaciones locales. Luego viajó por la costa hasta llegar a la Península Ibérica hace unos 7500 años, donde volvió a mezclarse con las poblaciones que allí vivían e iniciar la sustitución de la cultura dominante de los cazadores recolectores por la agricultura y la domesticación de animales. Basándose en hallazgos de cerámica, el arqueólogo portugués João Zilhão, de la Universidad de Barcelona, ​​también había defendido la importancia del Mediterráneo para la entrada del Neolítico en la Península Ibérica y que la Península Itálica habría servido de interpuesto. Esta ruta de expansión de la agricultura fue así diferente de la que siguió por tierra al resto de Europa, donde hace unos cuatro mil años ya estaba diseminada.

Por la genética, pudo entonces ver que la revolución de la agricultura en el Neolítico en la Península Ibérica fue iniciada con la llegada de gente nueva y de sus genes. "Hubo una migración pronunciada, que vino de Anatolia. No fue [sólo] una transmisión cultural: no fueron los cazadores-recolectores a adoptar la agricultura ", dice Rui Martiniano.

Originalmente publicado en Portugués traducido por Google Translate

Fuente:publico.pt

miércoles, 26 de julio de 2017

Ciencia Hallaron una especie humana "fantasma" en la saliva: ¿a quién pertenece?

Un nuevo estudio encontró, después de seguir la evolución de un gen salival, que las poblaciones africanas subsaharianas actuales presentan un cruce con una especie enigmática. A qué se debe la denominación de "fantasma".



Hace algunos meses se descubrió que los antepasados de los humanos modernos se habían apareado con los neandertales. Ahora, una nueva investigación encontró, casi sin proponérselo, que en la saliva de los hombres de hoy hay pistas que señalan un cruce con una especie enigmática. Tanto que se la calificó como "fantasma".

"Parece que el cruce entre especies diferentes y homínidos primitivos no es una excepción: es la norma", remarcó uno de los líderes de la investigación, Omer Gokcumen, del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Buffalo, en Estados Unidos.

El estudio, publicado en Molecular Biology and Evolution, se refiere a la presencia de una especie humana fantasma hallada en la saliva, que se había ocasionado con ancestros de poblaciones subsaharianas. Tal calificación alude a que no hay fósiles ni pruebas que certifiquen su existencia.

Los investigadores siguieron en detenimiento la evolución de MUC7, un gen que codifica una proteína salival homónima. "Cuando buscamos la historia del gen que tiene las instrucciones para producir esa proteína, encontramos una huella de un cruce arcaico en las poblaciones africanas subsaharianas actuales", comentó Gokcumen.

Los investigadores remarcaron que la proteína "mejora la capacidad de la saliva para conectar a los microbios". Gracias a su funcionamiento, se previenen enfermedades y se eliminan bacterias indeseadas y otros patógenos de la boca.

Después de analizar una base de datos con todos los genes de 2.500 personas, determinaron las secuencias que producen la proteína MUC7. Concluyeron que las poblaciones subsaharianas actuales presentan una distinción marcada de este gen con respecto a los otros humanos modernos.

Sin embargo, la variante genética se diferencia asimismo de desinovanos y neandertales, lo cual indica rastros de una especie desconocida. "Según nuestros análisis, la explicación más plausible para esta variación es una introgresión, o sea, la introducción de material genético de una especie 'fantasma' de humano antiguo", sugirió el autor del estudio.

A partir de las tasas de mutación genética, los científicos establecieron que el cruce entre especies se produjo hace unos 150 mil años, después de que se diferenciaran en la evolución 1,5 o 2 millones de años atrás. "Este pariente humano desconocido puede ser una especie que ya fue descubierta, como las subespecies de homo-erectus o un homínido desconocido. Lo llamamos especie 'fantasma' porque no tenemos los fósiles", concluyó el experto.

martes, 25 de julio de 2017

Encontraron el emoji más antiguo: la historia del jarrón "feliz" de 1.700 A.C.

En la ciudad extinta turca de Carchemish, arqueólogos italianos hallaron una curiosa vasija con una carita sonriente. El origen de la reliquia de 3.700 años de antigüedad


Los emojis se incorporaron al lenguaje cotidiano hace no muchos años. Fue con la irrupción de los chats -primero a través computadora y después de celulares- que las distintas caritas colaboraron en la expresión de ciertas emociones que la palabra escrita no plasma. Los emojis, en realidad, no son un invento de la modernidad. Así lo demuestra un reciente descubrimiento.

Arqueólogos italianos y turcos trabajan hace siete años en el sur de Turquía, en la frontera con Siria, que fue el hogar de Carchemish, una antigua ciudad hitita. Sin embargo, no fue hasta hace pocos días que se toparon con un jarrón sorprendente con una carita sonriente dibujado sobre la cerámica.

El inusual jarrón era, en su versión original, de color blancuzco. Presenta un cuello corto y delgado, que sigue a un cuerpo ancho y un mango pequeño. La reliquia, encontrada en una cámara de entierro, se utilizó para contener sherbet, una bebida dulce y su origen se remonta hasta 1.700 A.C.



"El rostro sonriente está indudablemente allí (no hay otros rastros de pintura en el frasco) y no tiene paralelos en el antiguo arte cerámico de la zona", dijo a The Independent Nicolo Marchetti, de la Universidad de Bolonia, líder de la investigación.

En un principio, los arqueólogos que exploraron la zona no se dieron cuenta de la carita feliz que allí estaba escrita. No fue hasta que trasladaron el jarrón a un laboratorio para trabajar en su restauración que reconocieron el detalle.

"Probablemente encontramos la sonrisa más antigua del mundo", remarcó Marchetti. Un total de 25 expertos trabajaron en el sitio durante los últimos siete años. Carchemish se emplazaba en la ribera del río Eufrates, entre las hoy poblaciones de Alepo y Gaziantep; las dos ciudades sirias. En uno de sus pasajes, la Biblia la menciona para referirse a una batalla entre Egipto y Babilonia.



Los hititas, el pueblo anatolio que allí vivía, gobernaba un imperio que se extendía desde la Grecia moderna y Egipto hasta Turquía y Siria. Su civilización se derrumbó y desintegró en estados más pequeños durante la Edad de Bronce y terminó por sucumbir al imperio Asiria hacia alrededor de 1.178 A.C..

La antigua jarra "feliz" se exhibirá en el Museo de Arqueología de Gaziantep, en Turquía. De ese modo, los emojis dejarán de ser propiedad exclusiva de las comunicaciones virtuales y pasarán a ser objetos de culto.

lunes, 24 de julio de 2017

La Pista de los apellidos judios

Colores, paisajes, oficios, orígenes españoles o relacionados con actividades en el templo, derivados de la biblia o adquiridos al viajar, conozca los detalles más interesantes sobre la genealogía judía.



Los judíos ashkenazim ponen a sus hijos los nombres de los ascendientes fallecidos. Es para honrar la memoria de los fallecidos.

En un árbol genealógico se podría encontrar tatarabuelas llamadas Esther cada tres generaciones.
Los judíos Sefaradim ponen a sus hijos el nombre de los abuelos, que generalmente están vivos, así en un árbol genealógico sefaradí se puede encontrar el mismo nombre una generación por medio.
Si leen la historia de España uno no sabe a veces quien se murió y quien sigue vivo.

¿Será el abuelo o el nieto? Otras veces el hijo tiene el mismo nombre que el padre, pero es una costumbre cristiana que se encuentra entre los judíos sefaradim luego de dejar España, a partir de la inquisición.

Las “listas de apellidos” del Imperio Austro-Húngaro en general usaron palabras en alemán, muy parecidas al idish. (en 1788 se ordeno a los judíos de Galitzia-Austria a inscribir a sus hijos con apellido).

SIGNIFICADO de los APELLIDOS:
Hay decenas de miles de apellidos judíos utilizando la combinación de colores, elementos de la naturaleza, oficios, ciudades y características físicas. Un ejercicio es preguntarnos: ¿Cuántos apellidos judíos podemos reconocer con la raíz de las siguientes palabras?

COLORES
Roit, Roth (rojo);
Grun, Grien (verde);
Wais, Weis (blanco);
Schwartz, Swarty (negro);
Gelb, Gel ( amarillo ).
PAISAJES
Berg (montaña);
Tal, Thal (valle);
Wasser (agua);
Feld (campo);
Stein (piedra);
Stern (estrella).
METALES PIEDRAS PRECIOSAS
Gold (oro)
Silver (plata)
Kupfer (cobre)
Eisen , (hierro)
Diamant ,(diamante)
Rubin, (rubi)
Perl, (perla)
Glass, (vidrio)
Wein (vino)
VEGETACION
Baum Boim (Arbol);
Blat (hoja);
Blum (flor);
Rose (rosa);
Holz (Madera)
CARACTERISTICAS FISICAS
Shein, Shen (lindo);
Lang (alto);
Gross, Grois (grande),
Klein (pequeño).
Hakim, Medico
Helou, Dulce
Ini (Aini), Mis Ojos
Masri, Egipcio
OFICIOS
Beker (panadero);
Schneider (sastre);
Schreiber (escribiente) ;
Singer (cantor).
Las palabras se utilizaron en forma simple, combinadas y con el agregado de silabas como: son (hijo), er: que designa lugar, y se agrega después, al final del nombre de la ciudad.
En muchos países hicieron terminar los apellidos el uso del idioma del país como el sufijo “ski” o “sky”, “ska” para el caso de mujer, “as”,”iak”, “shvili”, “wicz” o “vich”.
Entonces, con la misma raíz, tenemos por ejemplo: Gold, que deriva en Goldman, Goldanski, Goldanska, Goldas, Goldiak, Goldwicz.

APELLIDOS ESPAÑOLES
Entre los apellidos de judíos Sefaradies es fácil reconocer profesiones, oficios, cualidades u orígenes designados en árabe como:
Amzalag, Joyero
Saban, Jabonero
Bresca, Verdulero
Nagar, Carpintero
Hamra, Colorado
Mizrahi, Oriental
Zayat, Aceitero
Haddad, Herrero
PROFESIONES RELACIONADAS CON LA SINAGOGA
Hazan o Jazan, Cantor
Melamed o Melamud, Maestro
Dayan o Daian, Juez
TITULOS HONORABLES
Navon, Sabio
Moreno (Morenu) , Maestro Nuestro
Gabay, Oficial
Es popular el apellido Péres, ó Pérez, con la terminación idiomática española.
Pero no tiene origen español sino la palabra hebrea (Perasha) que designa los capítulos en que la Torá se divide para su lectura semanal, a efectos de completar en todo el año la lectura de la misma.
Muchos apellidos españoles adquirieron pronunciación ashkenazí en Polonia,
como ejemplo: Castelanksi, Luski (que viene de Huesca, en España).
O tomaron como apellido Spanier (español), Fremder (extraño),o Auslander (extranjero) .
En Italia la inquisición se instauró después que en España, de ahí que hubo también judíos italianos que emigraron a Polonia. Aparece el apellido Italiener y Welsch o Bloch, porque Italia es llamada Wloche en alemán.

APELLIDOS DERIVADOS DE LA BIBLIA
Una buena cantidad de apellidos judíos deriva de nombres bíblicos o de ciudades europeas del Asia Menor. Esto les hace llevar consigo las huellas del lugar en que se origino. Tomemos como ejemplo de “raíz de apellido” el nombre de Abraham.

Hijo de Abraham se dice distinto en cada idioma. Abramson, Abraams, Abramchik en alemán u holandés. Abramov o Abramoff en ruso. Abramovici, Abramescu en rumano. Abramski, Abramovski en lenguas eslavas. Abramino en español, Abramelo en italiano. Abramian en armenio. Abrami, Ben Abram en hebreo. Bar Abram en arameo. Abramzadek o Abrampur en persa. Abramshvili en georgiano. Barhum, Barhuni en árabe.
Los judíos de países árabes también usaron el prefijo Ibn.
Los cristianos también han tomado sus apellidos con agregados que significan “hijo de”. Los españoles usan el sufijo “ez”, los suecos el sufijo “sen” y los escoceses ponen “Mac” al principio del apellido. Los apellidos judíos no tomaron la terminación sueca ni el prefijo escocés.
Se puede constatar esas variaciones mirando en la guía telefónica, cuantos apellidos hay derivados de Abraham, Isaac y Jacob.
Hay también apellidos judíos que siguen el nombre de mujeres, pero es menos común.
Esto sucedía porque las mujeres eran viudas o, por alguna razón, eran figuras dominantes en la familia.

Goldin viene de Golda.
Hanin de Hana.
Perl o Perles de Rivka.

Un dato curioso lo presenta el apellido Ginich. La hija del Gaón de Vilna se llamaba Gine y se caso con un rabino venido de España. Sus hijos y nietos eran conocidos como los descendientes de Gine y tomaron el apellido Ginich.

También hay apellidos derivados de iniciales hebreas, como Katz. Son dos letras en hebreo, K y Z iniciales de las palabras Kohen Zedek, que significa “sacerdote justo”.

APELLIDOS ADQUIRIDOS AL VIAJAR
En apellidos que derivan de ciudades; el origen es claro: Romano, Toledano, Minski, Kracoviac. Otras veces el apellido muestra el camino que los judíos tomaron en la diáspora. Por ejemplo encontramos en Polonia apellidos como Pedro que es un nombre español. ¿Qué indica? Fueron judíos que escaparon de la inquisición española en el siglo XV. En su origen, posiblemente eran sefaradim, pero se mezclaron y se adaptaron a medio ashkenazí.
Muchas abuelas polacas se llaman Sprintze. ¿De dónde viene ese nombre? ¿Qué significa?
Piensen que en hebreo no se escriben las vocales; así que es un nombre que se escribe en letras hebreas Sprinz, que en polaco se lee Sprintze, pero ¿cómo lo leeríamos si le pusiéramos vocales en español?- Sería Esperanza, que escrito en hebreo y leído en polaco resulta Sprintze.

CAMBIOS DE APELLIDOS
Hay tantas historias en los cambios de apellidos…
Durante las conversiones forzosas por la inquisición en España y Portugal, muchos judíos se convirtieron adoptando nuevos apellidos, que las parroquias elegían para “cristianos nuevos”, como Salvador o Santa Cruz.

Otros tomaron el apellido de sus padrinos cristianos.
Mas tarde, al huir a Holanda, América o al Imperio Turco, volvieron a la religión judía, sin perder su nuevo apellido.

Así aparecieron apellidos como: Díaz, Herrera, Roca, Fernández, Silva, Méndez, López o Pereira.
Otro cambio de apellidos lo causaron las guerras. La gente perdió o quiso perder sus documentos y se “consiguió” un pasaporte con apellido que no denunciara su origen, para cruzar a salvo una frontera o a escapar del servicio militar. A fines del siglo pasado el Zar de Rusia, reclamaba 25 años de servicio militar obligatorio.

Cuantos inmigrantes huyeron de Rusia y Ucrania con pasaportes cambiados para evitar una vida dedicada al ejército del Zar!.

Otra cuestión es que somos hijos de inmigrantes y muchos apellidos se desfiguraron al cambiar de país y de idioma. A veces los funcionarios de migraciones, otras el mismo inmigrante que no sabía español lo escribía mal.

Por eso muchos integrantes de la misma familia tienen apellidos similares en sonidos, pero escritos de diferente modo.

Además en Rusia y Polonia la mujer tenía un apellido diferente al varón, terminaba en “ska” en lugar de “ski” pues indicaba el género, ya que en esos países los apellidos se utilizan en masculino y femenino.

Fuente: radiojai.com

domingo, 23 de julio de 2017

Afirman que hallaron un tesoro nazi de 130 millones de dólares en las aguas de Islandia

ertenecen al buque de carga SS Minden, hundido por orden de Hitler en 1939 al ser descubierto por la Marina Británica. La fuerte controversia con el país nórdico.

Pocos meses atrás, una empresa británica había sido acusada de provocar un escándalo diplomático en Islandia por su titánica tarea en aguas del país nórdico donde buscaban, sin previa autorización, el magnífico tesoro que contiene un buque de carga nazi hundido en la zona.

En medio de la controversia y después del arduo y peligroso trabajo en el agua, los cazadores de tesoros de la Advanced Marine Services aseguran que detectaron un jugosísimo botín que podría llegar las 100 millones de libras esterlinas (130 millones de dólares). 

Se trataría de un cargamento de cuatro toneladas de oro nazi encerradas dentro del barco SS Minden, hundido en 1939 presuntamente por orden del líder del nazismo Aldolfo Hitler, para evitar que el tesoro quedara en manos de la Marina Real Británica, que había descubierto el buque.

El barco, que había partido desde Brasil con destino a Alemania, se hundió a pocos días del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, al ser interceptado por dos cruceros británicos. La orden fue que se fuera a pique para que el enemigo no se hiciera de las cuatro toneladas de oro.

Los cazadores del tesoro ya habían protagonizado un fuerte escándalo al tratar de sacar el tesoro sin permiso al gobierno del gobierno de Islandia: el país nórdico les envió a la guardia costera y les reclamó explicaciones a los tripulantes, que no lograron dar explicaciones convincentes.

El barco, que había partido desde Brasil con destino a Alemania, se hundió a pocos días del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, al ser interceptado por dos cruceros británicos. La orden fue que se fuera a pique para que el enemigo no se hiciera de las cuatro toneladas de oro.

Los cazadores del tesoro ya habían protagonizado un fuerte escándalo al tratar de sacar el tesoro sin permiso al gobierno del gobierno de Islandia: el país nórdico les envió a la guardia costera y les reclamó explicaciones a los tripulantes, que no lograron dar explicaciones convincentes.

El Príncipe africano que fue general Ruso y bisabuelo de Aleksandr Pushkin

Abram Petróvich Gannibal (1696-14 de mayo de 1781) fue un príncipe africano, posiblemente etíope o camerunés, secuestrado y llevado a Rusia por Pedro I el Grande, convirtiéndose en general de división, ingeniero militar y gobernador de Tallin. Es quizá más conocido por ser el bisabuelo de Aleksandr Pushkin, quien escribió una novela inconclusa sobre él.



Sus orígenes son inciertos. Los primeros escritos sobre Gannibal sugieren que nació en 1696 en un pueblo llamado Lagon, la capital de una provincia menor de Etiopía, localizada en el lado norte del río Mareb. Empero, tal emplazamiento no ha sido identificado en Etiopía. Se rumoreaba que era el decimonono hijo de algún mandatario menor o de un señor de la guerra. La investigación de Dieudonné Gnammankou (1996) sugiere que podría provenir realmente del Sultanato de Logone-Birni en Camerún.

En un documento oficial que Gannibal presentó en 1742 a la emperatriz Isabel I de Rusia, demandando por el rango de nobleza, preguntó si podía emplear una cresta familiar blasonada con un elefante y la misteriosa palabra "FVMMO" (significa "la patria" en lengua kotoko, del actual Camerún). Puede implicar que su hogar nativo es Kotoko, no obstante FVMMO puede ser asimismo, tal como se ha sugerido, la expresión latina "Fortuna Vitam Meam Mutavit Oppido" lo cual significa "La casualidad ha cambiado mi vida totalmente ".

Con siete años (circa. 1703) Gannibal fue llevado a la corte del Imperio otomano en Constantinopla. Basado en tal año, el sultán podría ser Mustafa II o Ahmed III. La biografía alemana de Gannibal, compilada anónimamente de sus propias palabras, explica que los hijos de las familias nobles eran capturados para el mandatario de todos los musulmanes, el sultán turco, como rehenes, para ser asesinados o vendidos si sus padres no se comportaban apropiadamente. La hermana de Gannibal, Lahan, fue capturada al mismo tiempo pero falleció durante el viaje.

En 1704, tras un año en la capital, Gannibal fue tomado, para posteriormente reubicarlo, por un subordinado del embajador ruso quien seguía órdenes de sus superiores.

Todo esto fue hecho por orden de Pedro el Grande. Aparentemente Gannibal no era el único en ser llevado. Aún cuando era frecuente en aquella época tener niños negros en las cortes de las monarquías europeas, el zar buscaba un éxito educativo y no tanto seguir la moda. Estos niños eran salvajes e incivilizados desde el punto de vista de la época, Pedro pretendía probar que eran tan buenos en artes y ciencias como sus iguales rusos, amén de mostrar que valoraba a la gente por sus talentos y facultades y no por su color de piel.

Gannibal fue bautizado en 1705 en la Iglesia de Santa Paraskeva en Vilna. Pedro fue su padrino. Ésta fecha es usada como la de su aniversario al desconocer cuando nació.

En 1717, Gannibal fue llevado a París para continuar su educación en artes, ciencias y el arte de la guerra. Por aquel entonces hablaba con fluidez varias lenguas y era ducho en matemáticas. Combatió con las fuerzas de Luis XV, y alcanzó el rango de capitán. Fue durante este tiempo en Francia cuando adoptó su apellido en honor al general cartaginés Aníbal, (Gannibal es la transliteración al ruso). En París conoció y entabló amistad con figuras de la era de la Ilustración tales como el Barón de Montesquieu y Voltaire.

La educación de Gannibal se completó en 1722, estando a punto de volver a Rusia. Escribió a Pedro pidiéndole permiso para regresar a Rusia por tierra, y no por mar. Se rumorea que se encontró con Pedro en su retorno, a unos pocos kilómetros de Moscú.

Tras la muerte de Pedro en 1725, Gannibal se exilió en Siberia en 1727, a unas 4000 millas al este de San Petersburgo. En 1730 fue indultado gracias a sus habilidades como ingeniero militar. Tras el ascenso de la hija de Pedro, Isabel I de Rusia, al trono en 1741, Gannibal se convirtió en un destacado miembro de la corte. Obtuvo el rango de general de división y llegó a ser gobernador de Tallin, puesto que mantuvo de 1742 a 1752. Una carta firmada el 22 de marzo de 1744 por "Abram Ganibal" ha sido fotografiada en el archivo de la ciudad de Tallin. La emperatriz Isabel le había dispensado el estado de Mijáilovskoye en Pskov, provincia con cientos de siervos. Se retiró en 1762.

Se rumorea que el gran general ruso Aleksandr Suvórov debió su carrera militar a Gannibal, quien convenció al padre de Suvorov para que pudiese seguir la vía militar.

Gannibal se casó dos veces. Su primera esposa fue Yevdokía Dioper, una griega. La pareja se casó en 1731 y tuvo una hija. Dioper, quien fuera forzada a casarse, detestaba a su marido. Cuando Gannibal descubrió que le había sido infiel, fue arrestada y encarcelada, pasando once años en prisión en terribles condiciones. Gannibal comenzó a vivir con otra mujer, Cristina Regina Siöberg. Se casaron en Tallin en 1736, un año después del nacimiento de su primer hijo y mientras aún permanecía casado con su primera mujer. El divorcio no se llevó a cabo hasta 1753. Gannibal fue multado y Dioper fue enviada a un convento. El segundo matrimonio de Gannibal nunca sería legal después del divorcio. El segundo matrimonio con Cristina fue mucho más feliz y él apreció la fidelidad y afecto hacia su persona.

Por el lado paterno, la segunda mujer de Gannibal, Cristina Regina Siöberg, descendía de familias nobles en Escandinavia y Alemania: Siöberg (Suecia), Galtung (Noruega) y Grabow (Dinamarca y Brandeburgo). Tuvieron diez hijos, incluyendo un hijo, Osip. Osip tendría una hija, Nadezhda, la madre de Aleksandr Pushkin. El hijo mayor, Iván, llegó a ser oficial de la marina. Fundó la ciudad de Jersón en 1779.

Cabe mencionar que algunos aristócratas británicos descienden de Gannibal, tales como Natalia Grosvenor, duquesa de Westminster y David Mountbatten, tercer Marqués de Milford Haven.

viernes, 21 de julio de 2017

FamilySearch 200.000 registros indexados para Buenos Aires y Entre Ríos



FamilySearch acaba de publicar 141.365 nuevos registros indexados en la colección Argentina, Buenos Aires, registros parroquiales, 1635-1981. Esta publicación aumenta el número total a 970.770 registros indexados. 
Para hacer búsquedas en esta colección haga clic en este enlace:

Además también publicó el 13 de julio nuevos registros a la colección de Entre Ríos llegando a 701.743.
Para hacer búsquedas en esta colección haga clic en este enlace:

martes, 18 de julio de 2017

El misterio detrás de la momia dorada que se conserva intacta tras 1.000 años

Un nuevo análisis reveló que el maestro budista Ci Xian, que vivió hace un milenio en China, tiene su esqueleto y su cerebro "como los de una persona normal". La historia de su increíble preservación



Hace alrededor de mil años, se estima que entre 916 y 1125, el maestro Ci Xian se trasladó desde su India originaria hasta la antigua China para promover el budismo. En la parte noreste, cerca de la península coreana, se encargó de la difusión de la filosofía milenaria.

Ci Xian tradujo cerca de una decena de sutras importantes -discursos de Buda- al chino que todavía hoy se encuentran a disposición. Con el correr de los años, producto de su ascendencia, fue nombrado "maestro" en el Reino de Khitan.

Cuando el maestro Ci Xian murió, había cosechado un número importante de discípulos. Ellos preservaron su cuerpo al que, sin embargo, se le perdió el rastro años más tarde. No fue hasta 1970 que sus restos se redescubrieron dentro de una cueva.


Desde 2011, el cuerpo permaneció en el templo Dinghui, en la provincia china de Hebei, donde el año pasado fue bañado en oro. Ahora, hace pocos días, ante la mirada atenta de los monjes, la momia dorada fue analizada en detenimiento.

La tomografía computarizada arrojó resultados impactantes: los médicos aseguraron que la momia todavía tenía un esqueleto y un cerebro completo. "Podemos ver que sus huesos son tan sanos como los de una persona normal", dijo el doctor Wu Yongqing, encargado del análisis, después de la exploración.

La mandíbula superior, los dientes superiores, las costillas, la columna vertebral y todas las articulaciones también están completas. A su vez, los especialistas comentaron que el estado natural del tejido conectivo y las fibras musculares es "muy sorprendente" y resaltaron el potencial valor cultural y religioso del análisis.

Según el maestro Du del Templo de Dinghui, conservan el cuerpo usando "medios naturales" y cuando le preguntaron por su futura localización, dijo que piensan trasladar la momia. Desde hace años, construyen otro lugar sagrado en la montaña Xiangxiang, en la provincia de Hunan, donde podrían resguardar los restos de Ci Xian

lunes, 17 de julio de 2017

¿Colón era en realidad el corsario portugués Pedro Ataíde?

Aunque la teoría más aceptada por los expertos apunta a que Cristóbal Colón nació en Génova, no todos descartan que fuera catalán, gallego o portugués, y un grupo de investigadores lusos va a poner a prueba esta última tesis gracias a una muestra de ADN de hace 500 años.



El propio hijo del descubridor de América, Hernando Colón, contribuyó al aura de misterio que existe sobre el origen de su padre al no desvelar su lugar de nacimiento en la biografía que escribió sobre él, lo que ha generado múltiples teorías entre los investigadores.

La Universidad de Coimbra y el Instituto Superior Técnico (IST) de Lisboa van a comprobar una de estas hipótesis: si el navegante era portugués y, además, si su nombre real era Pedro Ataíde, como se conoció a un corsario luso del siglo XV. Esta tesis fue desarrollada por el profesor Fernando Branco, del IST, en un libro publicado en 2012 bajo el título «Cristóbal Colón, Noble Portugués» en el que se recogen más de medio centenar de coincidencias entre la vida del navegante y la de Pedro Ataíde.

Ataíde fue dado por muerto en la batalla naval del Cabo de São Vicente en 1473, donde combatió junto a un corsario francés llamado Culon. Según la tesis de Branco, Ataíde consiguió salvarse y llegar a nado hasta las costas del Algarve, donde decidiría cambiar su nombre a Pedro Colón (o Culon) por motivos de seguridad, ya que la familia Ataíde era perseguida en Portugal después de participar en una conjura para matar al rey João II.
Indicios sobre su nombre

«Hay un conjunto de indicios que apuntan a que su verdadero nombre era Pedro Colón. Nunca escribió su nombre como Cristóbal Colón. Firmaba como almirante o con una firma encriptada en la que se pueden leer varias cosas, entre ellas 'Pedro Colón'», explicó Branco a EFE.

La biografía de Colón señala que el navegante llegó a Portugal en 1476 a nado tras un naufragio, lo que reforzaría la tesis que ahora va a ser puesta a prueba.

El grupo de investigadores de la Universidad de Coimbra y del IST va a analizar ADN extraído de los huesos del primo directo de Pedro Ataíde y compararlo con el ADN de su hijo Hernando, que ya fue secuenciado en 2006 en España.

«Estoy casi seguro de que su nombre era Pedro Colón. Falta comprobar si existe relación con Pedro Ataíde», sostiene Branco.

Esta prueba sólo será posible si los huesos del primo de Ataíde están en buen estado, detalle que se desconoce porque todavía no se ha abierto la tumba en la que se encuentra sepultado.

Los investigadores esperan poder hacerlo tras el verano, una vez conseguida la autorización de las autoridades para abrir la tumba, un proceso que ha demorado varios años.

«Primero se hará un análisis para corroborar que es un hombre y tiene una edad compatible. Después se retirará una muestra ósea para realizar el análisis médico», relató a EFE la antropóloga forense Eugénia Cunha, de la Universidad de Coimbra y también integrada en el proyecto.

Está previsto enviar la muestra a la Universidad de Santiago de Compostela, en España, donde será analizada.
A vueltas con su nacionalidad

La tesis de Fernando Branco, que incluso fue reconocida por la Academia de Historia portuguesa, pondría en jaque el origen genovés de Colón, aunque no es la única que apunta a que nació en Portugal.

El investigador luso Manuel Rosa, afincado en Estados Unidos, asegura que el descubridor de América nació en la isla de Madeira y era hijo de un rey polaco derrotado por el Imperio Otomano.

Otra hipótesis, defendida por el ya fallecido Augusto Mascarenhas Barreto, señalaba que Colón nació en la villa de Cuba, en el Alentejo luso, y fue un espía al servicio del rey João II que tenía como misión alejar a los españoles del camino conocido hacia las Indias.

Fuera de las fronteras lusas, se ha apuntado al origen español del navegante (principalmente gallego y catalán, pero también extremeño, andaluz e incluso vasco) y a su procedencia inglesa, griega, noruega o croata, entre otras. 

Fuente: ABC.es

viernes, 14 de julio de 2017

La Corte decidirá si autoriza un ADN para aclarar el origen de San Martín

La familia De Alvear asegura que el Padre de la Patria fue el hijo extramatrimonial de un militar español y hermano del también general Carlos María de Alvear. Tras un fallo favorable en primera instancia, la Cámara Civil rechazó un análisis genético al Libertador, que murió en 1850.



A 167 años de su muerte, el origen de José de San Martín sigue generando incertidumbre, al punto que será la Corte Suprema de Justicia la que deberá decidir si se le hace un examen de ADN a sus restos, que descansan en la Catedral metropolitana, luego de que una jueza de primera instancia avalara su realización y de que, esta semana, la Cámara Civil la rechazara.

El planteo surgió en el año 2000, de descendientes vivos de Diego de Alvear y Ponce de León, importante político y militar español de finales del siglo XVIII, y quien además fue bisabuelo del ex presidente argentino Marcelo Torcuato de Alvear. De acuerdo a la hipótesis familiar, el general San Martín es hijo de Diego De Alvear y una mujer de origen indio, y no de Juan de San Martín y Gregoria Matorras, tal como marca la historia escrita sobre el Libertador. De confirmarse esa teoría, San Martín sería hermano de Carlos María de Alvear, otro de los generales fundamentales de la Argentina de la primera mitad siglo XIX, y con quien San Martín mantuvo una fuerte rivalidad durante parte de su carrera militar y política, ya que fue crítico de la creación del Ejército de Los Andes que encabezó San Martín hacia la independencia de Chile y Perú.

"Si es necesario, la familia De Alvear va a seguir el reclamo hasta la Corte", le dijo a El Cronista Hugo Chumbita, abogado que representa a parte de la dinastía De Alvear que reclama por la realización del ADN. En el marco del expediente "De Alvear, Emilio José y otro s/ filiación", radicado en 2015, la jueza en lo Civil Marta Gómez Alsina respaldó la solicitud de la familia y ordenó que se le realizara un ADN a los restos de San Martín. Abogados del Ministerio de Cultura de la Nación, en representación del Instituto Nacional Sanmartiniano, apelaron esa decisión y el caso fue a Cámara.

El miércoles, la Sala I de ese tribunal de alzada del fuero Civil, integrada por Carmen Ubiedo, Patricia Castro y Paola Guisado, revocó el fallo y negó el ADN a San Martín por entender que los De Alvear "no están legitimados" para hacer el reclamo del parentesco. Además, le impusieron a la familia el pago de las costas de las dos instancias en las que se tramitó el caso. En una eventual intervención ante la Corte, la familia De Alvear ofrecerá una muestra de sangre que tienen de Emilio De Alvear, fallecido hace algunos años, pero descendiente directo de la influyente dinastía argentina de los últimos dos siglos.

Abogado e investigador que asesoró al Ministerio de Cultura en el expediente, Diego Sarcona se refirió a la inviabilidad de realizarle un estudio al cuerpo de San Martín: "Particularmente yo me opongo a un ADN, basado en las opiniones de dos especialistas de los más importantes del país, que argumentan que es muy difícil obtener de los restos de San Martín, a 167 años de su muerte, algún marcador genético que pueda ser contrastable".

Según revela la historia argentina, sustentada a lo largo de los años, San Martín nació el 25 de febrero de 1778 en Yapeyú, localidad correntina que por entonces pertenecía al Virreinato del Río de La Plata. Fue el menor de los cinco hijos que tuvieron Juan de San Martín y Gregoria Matorras, y falleció en Boulogne-sur-Mer, Francia, el 17 de agosto de 1850.

Carlos María de Alvear, quien de acuerdo a la teoría esbozada por la familia De Alvear sería su medio hermano, nació en 1789 y falleció en 1852, y fue contemporáneo de San Martín en los años de la incipiente Argentina, posterior a 1816. El padre de éste, y presunto progenitor de San Martín, fue Diego de Alvear y Ponce de León, quien se asentó en el actual territorio argentino en 1774, cuatro años antes que naciera San Martín en Yapeyú. Según la hipótesis familiar, el Padre de la Patria habría sido gestado por él, a raíz de una relación extramatrimonial con una empleada de origen indio. Casi dos siglos después, la Justicia argentina todavía indaga acerca de su origen.