sábado, 27 de mayo de 2017

Perú podría ser la cuna de las primeras civilizaciones de la raza humana, afirma estudio científico de Science Advance

Tecnologías sencillas y diversas estrategias alimentarias del Pleistoceno Tardío y del Holoceno Temprano en Huaca Prieta, Perú Costero



Las edades de radiocarbono indican una presencia humana intermitente fechada entre ~ 15,000 y 8000 años civiles antes de que el montículo fuera construido; información que podría validar a Perú como la cuna de la civilización, según este extenso estudio científico desarrollado por un equipo de más de 70 estudiosos de todo el planeta. Dicha documentación fue publicada en la prestigiosa revista; advances.sciencemag.org

Las herramientas sencillas del guijarro, las características culturales efímeras y los restos de alimentos marítimos y terrestres están presentes en los depósitos no perturbados del Pleistoceno tardío y del Holoceno temprano debajo de un gran montículo humano en Huaca Prieta y sitios cercanos en la costa pacífica del norte de Perú. Las edades de radiocarbono indican una presencia humana intermitente fechada entre ~ 15,000 y 8000 años civiles antes de que el montículo fuera construido. La ausencia de anzuelos, arpones y herramientas de piedra bifacial sugiere que las tecnologías de recolección, atrapamiento, clubbing e intercambio se utilizaron principalmente para obtener recursos alimenticios a lo largo de la costa y en humedales estuarinos y montañas lejanas. 

Los artefactos de piedra son herramientas de piedra unifacial trabajadas mínimamente, características de varias áreas de América del Sur. Restos de aguacate, frijol, y posiblemente calabaza cultivada y chile pimienta también están presentes, lo que sugiere el transporte y el consumo humano. Nuestros nuevos hallazgos enfatizan una vida costera temprana de diversas estrategias de adquisición de alimentos que sugieren una observación detallada de la disponibilidad de recursos en múltiples entornos y una organización económica bien informada, aunque las tecnologías eran sencillas y los campings eran aparentemente efímeros y discontinuos. Estos hallazgos plantean interrogantes sobre el ritmo de los primeros movimientos humanos en algunas zonas de la costa del Pacífico y sobre el nivel de conocimientos y tecnología necesarios para explotar los recursos marítimos e interiores.

Las lentes culturales delgadas intermitentemente presentes en todos los primeros sitios examinados aquí indican una residencia discontinua y efímera en el remanente Sangamon Terrace durante el Pleistoceno Tardío y el Holoceno Temprano. Una tecnología de barcos, herramientas de piedra bifacial, arpones y anzuelos aparentemente no estaban obligados a adquirir las diversas especies faunales y florales en los hábitats terrestres y terrestres accesibles del valle de Chicama, como sugiere su ausencia en todos los conjuntos para todos los períodos culturales Sitios (15-18). El análisis de los restos de alimentos, la ausencia de estas tecnologías y la presencia de herramientas unifaciales de piedra y, posiblemente, trampas ponderadas ponen de manifiesto el uso primario de tecnologías simples. Los alimentos marítimos podrían haber sido recolectados o capturados por atrapamiento o clubbing, y los alimentos vegetales exóticos y piedras para las materias primas se obtuvieron a través de redes de intercambio con grupos de interior o se recogieron directamente. Para este período temprano, no se sabe si los grupos independientes, especializados del litoral y del interior intercambiaron recursos o si diferentes grupos del litoral y del interior explotaron directamente los ambientes múltiples con poco, si acaso alguno, contacto entre ellos. Estos datos, combinados con información de otros sitios del Pleistoceno Tardío y del Holoceno Temprano a lo largo de la costa del Pacífico de Sudamérica (3-9, 34), sugieren que las personas tempranas explotan simbióticamente una amplia variedad de recursos de entornos complementarios que probablemente habrían minimizado el riesgo económico Debido a cualquier cambio climático.

La evidencia aquí presentada no necesariamente justifica la entrada humana inicial en las Américas a lo largo de la costa del Pacífico. Datos de subsistencia variados y herramientas exóticas de alimentos y piedras de varios sitios a lo largo de la costa del Pacífico (1-9, 34) indican que algunas personas tempranas tenían un conocimiento detallado de diferentes ambientes marítimos y ocasionalmente terrestres, lo que debe haber requerido un tiempo considerable para explorar , Observar y experimentar de una manera de prueba y error. Esto sugiere que la migración humana temprana a lo largo de algunas áreas costeras como porciones ricas en recursos de la costa norte del Perú puede haber sido más exploratoria y más lenta de lo que se pensaba anteriormente.


Fuente: advances.sciencemag.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario