sábado, 3 de septiembre de 2016

Teotihuacan desde el punto de vista Gnóstico.

TEOTIHUACAN, en Idioma Náhuatl, significa «lugar donde los Hombres se convierten en Dioses» o «lugar donde habitan los Dioses». Entre los Aztecas se decía que allí los Tlatoanis después de «MUERTOS», se convertían en Dioses. Por eso llamaron «MICCAOTLI» (Calle o Calzada de los Muertos) a la avenida principal de la ciudad.



Las Tribus de Anahuac (Aztecas, Toltecas, Zapotecas, etc.) y en general todas las tribus mesoamericanas, poseyeron grandes conocimientos psicológicos, astronómicos, matemáticos, etc., y jamás ignoraron que para elevarnos a la categoría de «HOMBRES» y luego a SUPER-HOMBRES, se necesitan inevitablemente de los 3 Factores de la Revolución de la Conciencia: NACER, MORIR y SACRIFICIO POR LA HUMANIDAD.

Pero el legado de Teotihuacan va mucho más allá, tiene otras implicaciones. Al decir de la Mitología Azteca, «allí se reunieron los Dioses para crear el 5º Sol». Teotihuacan, entonces, representa el inicio o la Aurora de la Creación, alegoriza un acontecimiento Cósmico-Solar, natural y humano a la vez. En otros términos nos enseña que con las mismas Fuerzas, Energías, Leyes, y Poderes, etc., que utilizó el Demiurgo Arquitecto al crear este vasto Universo, debemos nosotros trabajar particularmente, creando también nuestro UNIVERSO INTERIOR.

Al Quinto Sol, llamado NAHUI-OLLIN (4 MOVIMIENTO). Le precedieron el 1er Sol, NAHUI-OCELOTL (4 TIGRE), NAUHI-EHECATL (4 VIENTO), NAHUI-QUIYAHUITL (4 LLUVIA), Y NAHUI-ATL (4 AGUA). Esta cuestión de los «SOLES» tiene un doble aspecto: Por un lado se refiere a las razas que nos precedieron (POLAR, HIPERBÓREA, LEMUR y ATLANTE), y por el otro nos indica el proceso por medio del cual debemos convertirnos en Dioses Solares, creando, como ya se dijo, el particular Universo Interior.

Fuente: Planetz of Aztecz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada