viernes, 26 de agosto de 2016

Un Héroe Desconocido

Pocos saben de su existencia. Para muchos será un nombre anónimo. Un verdadero desconocido.
Con quince años, ingresó al Regimiento de Granaderos a Caballo en 1816, en Mendoza

Daguerrotipo de Dn. Eustoquipo Frías
No hizo el Cruce, pero sí participó de la Campaña del Sur de Chile. En 1821 partió al Perú con la Expedición Libertadora.

Hizo casi toda la Campaña del Perú bajo las órdenes del Sargento Mayor Juan Galo de Lavalle.
Estuvo en "Nasca", "Cerro de Pasco" y "Callao".

Fue uno de los 96 Granaderos a Caballo que vencieron a más de 400 realistas en la elegante osadía de "Riobamba".

Las cumbres del "Pichincha" también lo conocieron.
Estuvo en "Junín", siendo uno de los 120 elegidos que se bañaron de Gloria ese día de agosto de 1824.

A las órdenes de Alejo Bruix, fue una de las ochenta lanzas que brillaron bajo el violento sol peruano de un lejano 9 de diciembre de 1824, en un lugar llamado "Ayacucho". Era uno de los últimos ochenta Granaderos sobrevivientes de toda la Gesta Libertadora que pelearon en aquella Batalla épica, la última de la Guerra de Independencia Americana. Su sangre regó aquel suelo sagrado, manada de una herida en el muslo.

Vuelto al país, siendo el Portaestandarte del Regimiento de Granaderos a Caballo, partió a la Guerra contra el Brasil. Se batió con bravura en "Ombú" bajo las órdenes del inmortal Olavarría.
Héroe en "Ituzaingó", en donde ganó sus galones de Capitán.

Era lavallista, y cuando Lavalle se alzó en contra de Dorrego, unió su espada a la del "León de Riobamba".

A fines de 1830, ya derrotado Lavalle, y cuando se estaba organizando la campaña contra la Liga del Interior, fue convocado para la misma. Pero escribió al gobernador Rosas, pidiéndole su pase a retiro, ya que:

"...pertenezco al partido contrario al de V.E. y mis sentimientos tal vez me obliguen a traicionarle, y para no dar un paso que me desagrada, suplico a V.E. se digne concederme el retiro...."

Siguió luchando con distinta suerte en el bando Unitario.

El 1852, se unió al Ejército Grande de Urquiza, y su espada desenvainó en "Caseros".
También estuvo presente en "Pavón".

Cuando llegó la Guerra de la Triple Alianza, volvió a ofrecer sus servicios, pero no fue aceptado a causa de su avanzada edad.

Murió de casi 90 años, en 1891, en la Ciudad de Buenos Aires.
Ya viejito, su generosa memoria sirvió a Mitre para ilustrar la Campaña Libertadora. Sus recuerdos sirvieron para construir la Historia de la Independencia Americana.
Ya en el final de sus días, una vez le preguntó el Presidente Carlos Pellegrini si conservaba alguna de sus espadas usadas en las campañas de la libertad, y él le contestó con voz pausada:

"No, aunque he cuidado mucho mis armas, porque la Patria era pobre y yo también. El sable que me regaló Necochea en Mendoza, lo rompí en Junín. Ya estaba algo sentido...."

Era Salteño, nacido en Cachi, en 1801.

Sus venerables reliquias duermen el sueño de los justos en la Catedral de Salta, en el Panteón de las Glorias del Norte.

¿Su nombre? Teniente General Eustoquio Frías, Granadero de San Martín.
Daguerrotipo del Teniente General Eustoquio Frías de poco antes de su muerte. Su pecho entorchado de cordones y medallas atestiguan el valor del Héroe.

Fuente: Granaderos Bicentenario

1 comentario: