miércoles, 6 de abril de 2016

Barcelona descifra su primera ‘red social’ que se remonta al siglo XV

Un proyecto pionero crea un software que lee documentos antiguos y permite reconstruir el registro matrimonial de la diócesis de la capital catalana



La tecnología nos ofrece algo que, hasta ahora, sólo constaba en la lista de deseos de muchos investigadores: un software informático capaz de leer documentación histórica. Y eso está ya ocurriendo. Y no sólo con la posibilidad de interpretar la complicada caligrafía de nuestros antepasados, sino que también la de elaborar una compleja ’red social’ de nuestro pasado.

Todo empezó con el fondo de esponsales del archivo capitular de la Catedral de Barcelona, una interesante documentación que cuenta de manera ininterrumpida con casi cinco siglos, desde 1451 a 1905, de enlaces matrimoniales celebrados en la ciudad condal y en su área adyacente. Una fuente de primer orden que siempre ha llamado la atención de cientos de investigadores motivados por fines genealógicos y sociales, debido a los centenares de miles de nombres de personas que aparecen, especialmente útil para confeccionar los árboles familiares. 
El archivo capitular de la Catedral de Barcelona es una importante fuente para la elaboración de árboles geneaológicos 
Por ello, l’Institut d’Estudis Demogràfics y el Centre de Visió per Computació, ambos situados en el Campus de la Universitat Autònoma de Barcelona, decidieron aunar esfuerzos e impulsar un proyecto pionero en el ámbito de humanidades digitales para desarrollar una herramienta capaz de poner a la disposición de todo el mundo esta gran cantidad de información histórica.

La colaboración entre ambos centros ha supuesto además un ahorro en tiempo sin demasiados precedentes en el campo de la investigación documental. En relativamente poco tiempo, se ha logrado transcribir y asimilar el contenido de los documentos que hubiera supuesto el esfuerzo de unos 35 años, siguiendo el método habitual de consulta. “En cambio, con la implicación de unas 200 personas voluntarias y los recursos tecnológicos necesarios, lo hemos logrado en tan solo tres años”, explica Anna Cabré, directora del Institut d’Estudis Demogràfics de la UAB.

Recreación histórica

Para el Centre de Visió per Computació, el proyecto “ha supuesto obtener una información que nos lleva a recrear una especie de Facebook histórico porque tenemos información de personas, relaciones personales, familiares, geográficas… Todo lo necesario para establecer una red social donde aparecen personas, desaparecidas eso sí, y relaciones entre ellas”, explica Josep Lladós, su responsable.

Para hacerlo posible, se ha efectuado una digitalización masiva de los documentos a analizar y una cuidadosa transcripción estructurada para completar la información que contendrá la base de datos. De este modo, con algoritmos y programas informáticos es posible reconocer texto manuscrito y por lo tanto agilizar y asistir en la transcripción.
Las herramientas desarrolladas por el CVC permiten introducir una palabra en el sistema y éste localizarlas entre las miles de imágenes que forman el archivo en cuestión. “A la larga y a nivel europeo, este sistema de interpretación nos permitiría cruzar datos y ponerlos al alcance de la población para que efectúe consultas y averiguar sobre sus antepasados y recuperar así la memoria histórica”, explica con entusiasmo Lladós.

Otro interesante proyecto en el que se está aplicando este vanguardista sistema de reconocimiento gráfico es en el archivo comarcal de Sant Feliu de Llobregat. En su registro civil aparecen cientos de nombres y direcciones postales donde poder estructurar una base de datos que recoja la expansión demográfica y urbanística que ha sufrido el municipio en el último siglo.

Fuente: LaVanguardia

No hay comentarios:

Publicar un comentario