lunes, 9 de noviembre de 2015

Un padrón para indagar en el Mieres de 1910

Mieres del Camino, David MONTAÑÉS El Ayuntamiento de Mieres recibe con bastante frecuencia llamadas, en su mayoría desde Sudamérica, de descendientes de emigrantes del concejo que buscan el rastro de sus familiares ya fallecidos. "En general son personas interesadas en lograr la doble nacionalidad y para ello necesitan recabar información oficial", explican los responsables municipales que atienden estos requerimientos, "más numerosos de lo que la gente puede imaginar". Este es uno de los motivos, aunque no el único, que ha impulsado al Ayuntamiento a publicar en su página web el padrón de 1910, el más antiguo de los que se conservan en el Archivo Municipal.

El gobierno local explicó ayer que se trata de un documento de "gran valor" estadístico. Pero la iniciativa va más allá, ya que históricamente los padrones municipales se consideran la principal fuente documental de investigación a nivel demográfico y social, proporcionando los datos de inscripción de todos los habitantes del concejo. "Cabe destacar que no se trata de una simple enumeración de nombres y apellidos, ya que al consultar este padrón se encuentran datos como las direcciones, el número de personas que residen en cada vivienda o su estado civil y parentesco, pero también otras informaciones como si sabían leer o escribir, la profesión o la nacionalidad, en el caso de personas extranjeras", subrayaron los portavoces municipales responsables de la iniciativa. En el documento también pueden aparecer anotaciones realizadas a posteriori sobre cambios en la situación de la unidad familiar, como defunciones o incluso traslados fuera del concejo. De ahí que el valor documental de este centenario padrón tenga gran relevancia para familiares de emigrantes.

El censo de 2010 está, lógicamente, escrito a mano, y aporta gran cantidad de datos. Para empezar, lo más básico, cifra en 27.604 el número de habitantes. Está salpicados de datos personales y también parroquiales. Recoge acuerdos como que la parroquia de Cuna pasase a denominarse de Valdecuna, definiciones que incluso hoy en día, más de un siglo después, siguen generando confusión.

Copias digitales
Toda la información de este padrón de habitantes de 1910 se puede ya consultar en la página web municipal accediendo a la pestaña "Archivo Municipal" -ubicada en la parte inferior de la web- y entrando en su "Catálogo online". Todos estos datos, que permiten la realización de investigaciones de muy diversa índole (genealógicas, profesionales, económicas), están ahora disponibles. Este catálogo online, que cuenta con un buscador para facilitar el acceso a la información, ofrece un importante fondo documental y fotográfico, con copias digitales de cada documento. "El objetivo es seguir ampliándolo para acercar a la ciudadanía la información y hacer más accesible la búsqueda de datos y documentos archivados", explicó ayer el gobierno local.

El hecho de que no se conserve ningún padrón del siglo XIX limita en gran medida la investigación sobre el municipio en esa etapa. El objetivo es subsanar esta carencia acudiendo a otro tipo de documentos que complementen los libros del Registro Civil, como son los relativos a diversos impuestos vigentes en la época.

Fuente: lne.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario