lunes, 31 de agosto de 2015

Moral o Morales

Aunque la mayoría de los autores identifican los apellidos Moral y Morales, señalándoles un mismo origen y hasta denominando de ambas maneras algunas de sus casas solares, conviene recogerlos por separado, ya que esto no sólo facilita su estudio, sino que hace más clara y comprensible su lectura.
Jorge de Montemayor, Zazo y Rosillo, y Juan de Mendoza, estudiando el origen y desarrollo del linaje de Moral, dicen que su antigüedad se remonta a los primeros años de la reconquista.

El último de los autores citados añade: “Después que el esclarecido Infante don Pelayo fue con general aplauso de la nobleza gótica que escapó del duro yugo mahometano, levantado por Rey en Covadonga, en 718, entre los caballeros que le sirvieron estaban dos hermanos, llamados Gotiones o Gutines, los cuales, en una sangrienta batalla, a la vista de don Pelayo, se le quebraron las espadas, y par defenderse echaron mano a las ramas de un moral que hallaron allí cerca, y con ellas hicieron memorables hechos, dignos de su sangre. Alcanzada la victoria, el Rey don Pelayo les concedió, como armas, un moral verde con fruto rojo en campo de oro. Uno de esos dos hermanos pasó a Numancia, hoy Soria, donde fundó un noble solar del linaje de Moral. El otro hermano quedó en el valle del Trasmiera y allí fijó casa, para memoria de sus descendientes, que se propagaron con grandes esplendores de varones famosos en letras y armas, como consta en todas las historias y nobiliarios de España”.

Hasta aquí lo escrito por Juan de Mendoza, el cual cita más adelante a Pedro del Moral, originario de la casa de Soria, que pasó a la Montaña y fundó una nueva casa, llamada del Moral, cerca de al ciudad de Santander. Este caballero se halló en la memorable batalla de Roncesvalles. Por sus hechos, el Rey don Alfonso II “el Casto”, de León, le concedió autorización para acrecentar sus armas con cinco flores de lis, que traía un francés, a quien dio muerte. Descendiente de este Pedro del Moral fue Juan del Moral, que sirvió a Fernando III “el Santo”, acompañándole a la conquista de Sevilla en 1248, figurando en el repartimiento que se hizo en 1253 por el rey don Alfonso X, en el que se le concedieron cincuenta aranzadas y seis yugadas, como uno de los doscientos caballeros hijosdalgo conquistadores de la ciudad.

Otro Juan del Moral fue Procurador de Soria en las Cortes convocadas por don Enrique III en Madrid, en 1390, y a las mismas asistió, por la ciudad de Sevilla, García del Moral.
Andrés del Moral prestó importantes servicios a don Enrique IV, quien le dio privilegio rodado, concediéndole diez mil maravedises de acostamiento por honor de caballero hijodalgo solariego, confirmándole el blasón, timbre y armas, dado en Toledo el 14 de Mayo de 1459.

El mismo Juan de Mendoza, en el folio 712 del tomo XVIII de su nobiliario “Casas Solares y Armas”, dice que buscando los tratadistas nuevas noticias sobre el verdadero origen de este linaje del moral, se han dividido las opiniones, pues mientras unos aseguran que el solar más antiguo radicó en las Asturias de Santillana, otros afirman que fue en las antiguas Montañas de Burgos, en el Valle de Trasmiera. (Nota: hemos de significar que las Asturias de Santillana y el valle de Trasmiera (antiguas Montañas de Burgos), se hallan en lo que hoy se llama Cantabria).

Los primeros señalan como lugar donde estuvo el primitivo solar de Moral, el lugar de El Valle ("Valles", así es como realmente se llama la localidad perteneciente al Ayuntamiento de Reocín y partido judicial de Torrelavega). De esta primitiva casa pasó un caballero al lugar de Moral, del Concejo de Sariego y partido judicial de Siero (Oviedo), donde fundó nueva casa. La misma opinión mantiene Diego de Urbina, Regidor de Madrid y Rey de Armas de los Reyes Felipe II y Felipe III.

Pero Juan de Mendoza, autor que venimos comentando, se inclina a la opinión de que esta casa asturiana del lugar de Moral es la primitiva, y de que de ella han procedido todas las demás, aduciendo estas razones: “Si, como se ha referido, fueron los dos hermanos Gotiones o Gutines los progenitores del linaje y éstos lucharon en Asturias, lo más natural es que fundaran su casa en las Asturias de Oviedo y no en las de Santillana, puesto que la reconquista comenzó en Covadonga y los caballeros que en ella tomaban parte iban fundando lugares y casas a medida que avanzaban, y dándose el caso de existir en Asturias un lugar llamado Moral, no ofrece duda de que aquí radicó la primera casa del linaje”. Nosotros añadimos que muy bien pudiera ser una leyenda lo de varas de moral esgrimidas como armas por los hermanos Gotiones o Gutines, y que lo cierto fuera que procediesen del repetido lugar de Moral, y por ello se les comenzase a llamar así.

El ya citado tratadista Zazo y Rosillo amplía lo escrito anteriormente, mencionando una casa solar de Moral que radicó en el lugar de Cudeo, y afirma que fue fundador de ella Gotin Moral. Como el lugar de Cudeo no aparece en los diccionarios geográficos, creemos que el pueblo a que se refiere Zazo es el de Cudeyo, o mejor dicho, de Medio Cudeyo, que pertenece al Ayuntamiento y al partido judicial de su mismo nombre, en Cantabria.

También pensamos que su fundador, Gotin de Moral, es uno de los hermanos Gotiones progenitores del apellido, no sólo por la semejanza del nombre, sino porque, como se ha dicho en anteriores líneas, uno de esos dos hermanos fundó la casa solar del Moral en el valle de Trasmiera. Y como a esto hay que añadir que al antiguo Valle o Merindad de Trasmiera, pertenecía el lugar de Medio Cudeyo, que Zazo denomina Cudeo, y en el que creó la casa de Moral el caballero que llama Gotin el mismo autor, resulta que esos confusos datos de Zazo y Rosillo corroboran lo ya dicho al comienzo de este estudio de que uno de los dos hermanos Gotiones fundó el solar de Moral en Trasmiera, mientras el otro creaba el solar del mismo linaje en Soria.

Conviene también consignar en este punto que la afirmación hecha al principio del presente estudio de que la mayoría de los autores identifican los apellidos Moral y Morales, señalándoles el mismo origen y hasta los mismos antiguos solares, se encontrará comprobada en la siguiente información del apellido Morales, en la que se verá que las casas solariegas de Moral en Medio Cudeyo y en Soria aparecen también como casas primitivas del apellido Morales.
Concretándonos ahora a continuar refiriendo lo que con el apellido Moral se relaciona, añadiremos que, según Bernardo de Fonseca y el mencionado Zazo y Rosillo, también tuvo casa el linaje que nos ocupa en el lugar de Vejoris, del valle de Toranzo y partido judicial de Medio Cudeyo (Cantabria); en el de Cubillo de Butrón y Pesquera de Ebro, ambos lugares pertenecientes al Ayuntamiento de Valle de Sedano y partido judicial de Burgos, y en Costiguera, en la misma provincia.

Otros tratadistas afirman que de los solares del lugar de Medio Cudeyo y de la ciudad de Soria se derivaron importantes ramas, establecidas en Salas de Bureba, Roa y Lences, de la provincia de Burgos, y en Vioño, Iguña y Piélagos, en Cantabria, de las que a su vez nacieron las que radicaron en la ciudad aragonesa de Teruel; en Talavera de Navarrete (La Rioja), en la de Cortes, del partido judicial la Reina, Illescas, Torrijos y Monjirón (Toledo), en la villa de Tudela (Navarra), y en la villa de Ciempozuelos (Madrid).

Las primitivas del linaje: En campo de oro, un moral de sinople, frutado de oro.
Después, por entronque con los Vera: Escudo cuartelado: 1º. y 4º., de oro, con el moral de sinople, frutado de oro y 2º. y 3º., también de oro, con tres fajas de sable.
La casa del lugar de "Valles", en las Asturias de Santillana (en la actualidad perteneciente al Ayuntamiento de Reocín y partido judicial de Torrelavega), añadió al escudo anterior un lucero de oro pendiente de una de las ramas.
Los de la casa de Medio Cudeyo, en Trasmiera: Escudo partido: 1º., de plata, con un moral de sinople, frutado de gules, y 2º., de azur, con un castillo de plata, aclarado de sable; bordura general, de oro, con esta leyenda en letras de sable: “Moras sangrientas son el timbre de mi blasón”.
Otros: Escudo cuartelado: 1º. y 4º., de oro, con el moral de sinople, frutado de gules, y surmontado de un lucero de azur, y 2º. y 3º., de plata, con tres fajas de sable.
El Caballero Pedro del Moral, originario de Soria y fundador de una casa solar cercana a Santander, así como algunos de sus parientes de Valles o Merindad de Trasmiera: Escudo partido: 1º., de plata, con el moral de sinople, frutado de gules, y 2º., de sable, con cinco flores de lis de oro, puestas en sotuer; medio cortado, de azur, con un castillo de plata aclarado de sable.
La rama de Ciempozuelos (Madrid), ostentó las armas primitivas, acrecentadas así: En campo de oro, el moral de sinople frutado de oro; bordura de azur, con ocho flores de lis de oro.
Los de Villamayor de Calatrava (Ciudad Real): Escudo partido: 1º., de gules, con el moral de su color, frutado de oro, y 2º., de oro, con un águila de sable; bordura general, de gules, con ocho veneras de oro. Estas mismas armas se las adjudican los tratadistas a los "Morales".
Otros, según Vicente de Cadenas: En campo de oro, una planta de sinople.

No hay comentarios:

Publicar un comentario