martes, 24 de diciembre de 2013

Parte II: La Estancia Jesuítica de San Ignacio de la Cocha: desestructuración de su unidad productiva luego de la expulsión.

II. Establecimiento del Colegio y Estancias de la Compañía de Jesús en Santiago del Estero, Tucumán y Catamarca.
            La Compañía de Jesús se estableció a fines del S.XVI,  en el territorio de Santiago del Estero. Los Padres Jesuitas pocos años después fundaron el colegio perteneciente a la orden en la ciudad. La Orden fundó establecimientos rurales, ya que fue necesario hacerlo, debido a que era una orden religiosa no mendicante, la cual requería crear recursos materiales para poder mantener el colegio y todas las dependencias de la orden. Es por este motivo, que en 1613 el Obispo Trejo y Sanabria adquirió las tierras de Quimilpa, ubicada en Catamarca, para fundar en Santiago del Estero el colegio de la compañía, en 1630 ya funcionaba una misión en la sierra de Quimilpa. A mediados del S.XVII, 1652, la estancia de Quimilpa, se expandió, con la compra de Cochuna, a Bernardo Ordóñez de Villaquirán, por parte de la Compañía de Jesús. En 1689. El gobernador Argandoña otorgó merced de algunas tierras cercanas a Quimilpa, San Francisco o Guacra, La Viña, Duraznillo y Pozo del Chañar, estaban próximas a Quimilpa.
En San Francisco y Quimilpa los Padres Jesuitas criaban mulas, vacas y bueyes. .
La estanzuela de Silipica fue comprada al Capitán Pedro Ramírez de Alarcón es 1656, por parte del rector del colegio Padre Martínez.
Eldete Viejo, fue adquirida a Catalina de Medina y Castro en 1692, por el procurador de San Ignacio, Padre González.
            Gualcoma, fue comprada al Maestre de Campo Luis de Figueroa en 1716, por parte del procurador de San Ignacio Padre Estaz.
            La estanzuela del Pozo de Doña Luisa, ubicada entre Río Hondo y Santiago del Estero, fue otorgada a la Compañía de Jesús por merced del gobernador Juan Alonso de Espinosa de los Monteros en el año 1745.

Capilla San Ignacio de la Cocha, perteneciente al Casco de
las estancias Jesuitícas en Tucumán
            A Mediados del SXVIII, el colegio de Santiago del Estero poseía como patrimonio territorial, la estancia de San Ignacio de la Cocha que contaba con dieciocho a veinte leguas de norte a sur y de naciente a poniente casi lo mismo (A.H.T, Archivo Padilla, F113, carp24). Además de la estanzuela de Maco, a tres leguas de Santiago, los campos de Palomar con las casa de ejercicios ubicada frente al propio colegio.

1 comentario:

  1. Estimado Ernesto: es Bernardo Ordóñez de Villaquirán, no Villagrán. Saludos

    ResponderEliminar